La insuficiencia cardiaca podría aumentar el riesgo de cáncer

Padecer insuficiencia cardíaca puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer, especialmente de labio, cavidad oral y faringe y órganos respiratorios, según un estudio en el que han participado más de 200.000 personas.
Escrito por: Eva Salabert

28/06/2021

La IC puede aumentar el riesgo de cáncer

La insuficiencia cardíaca (IC) es una enfermedad crónica que afecta a alrededor de 65 millones de personas en el mundo. Se ha comprobado que el tratamiento del cáncer puede dañar el corazón y constituye por tanto un factor de riesgo para esta patología, pero ahora un nuevo estudio también muestra que los pacientes con IC tienen más probabilidades de desarrollar cáncer en comparación con la población general sin este problema de salud.

El nuevo estudio, que se ha presentado en el Heart Failure 2021 –un congreso científico online de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC)– y cuyos resultados se han publicado en ESC Heart Failure, se ha basado en el análisis de los datos de 100.124 pacientes con insuficiencia cardíaca y 100.124 personas sin la enfermedad, recopilados en la base de datos nacionalmente representativa Disease Analyser, que incluye 1.274 consultas generales en Alemania.

“Los resultados sugieren que los pacientes con insuficiencia cardíaca pueden beneficiarse de las medidas de prevención del cáncer”

“Se trata de un estudio observacional y los resultados no demuestran que la insuficiencia cardíaca provoque cáncer –indica Mark Luedde, investigador de la Universidad Christian-Albrechts de Kiel y de la Práctica Conjunta de Cardiología de Bremerhaven (Alemania) y pricipal autor del trabajo–. Sin embargo, los resultados sí sugieren que los pacientes con insuficiencia cardíaca pueden beneficiarse de las medidas de prevención del cáncer”.

Asociaciones entre la IC y todos los tipos de cáncer evaluados

El objetivo de la investigación era determinar la asociación entre la insuficiencia cardíaca y la aparición de nuevos cánceres en una amplia cohorte, ya que en estudios pequeños se había observado que la incidencia del cáncer puede ser elevada entre los pacientes con IC. La edad media de los participantes era de 72,6 años, el 54% eran mujeres, y al inicio del estudio ninguno de ellos padecía cáncer.

La incidencia de cáncer fue significativamente mayor entre los pacientes con IC (25,7%) en comparación con los que no presentaban dicha patología (16,2%)

Los investigadores emparejaron individualmente a los individuos con y sin IC por edad, sexo, obesidad, diabetes y frecuencia de consulta, y emplearon modelos estadísticos para analizar la relación entre insuficiencia cardíaca e incidencia de cáncer durante un periodo de 10 años. Comprobaron que la incidencia de cáncer fue significativamente mayor entre los pacientes con IC (25,7%) en comparación con los que no presentaban dicha patología (16,2%). En las mujeres la incidencia de cáncer fue del 28,6% en las que padecían insuficiencia cardíaca y del 18,8% en las que no, mientras que en el caso de los varones, las tasas correspondientes fueron del 23,2% y el 13,8%.

Se encontró una asociación significativa entre insuficiencia cardíaca e incidencia de cáncer –en todos los tipos de cáncer evaluados–, con un cociente de riesgo de 1,76; por sexos, el cociente de riesgo fue de 1,85 para las mujeres y 1,69 para los hombres, respectivamente. El incremento del riesgo más elevado se observó en el cáncer de labio, cavidad oral y faringe, con un cociente de riesgo de 2,10, seguido del cáncer de órganos respiratorios, con un cociente de riesgo de 1,91.

"Existen pruebas experimentales de que los factores segregados por el corazón que falla pueden estimular el crecimiento de los tumores”

Para otros tumores los cocientes de riesgo fueron: 1,86 para el cáncer de órganos genitales femeninos, 1,83 para los cánceres de piel, 1,77 para el cáncer de tejidos linfoides y hematopoyéticos, 1,75 para el cáncer del aparato digestivo, 1,67 para el cáncer de mama, 1,64 para el cáncer del aparato genitourinario y 1,52 para el cáncer de órganos genitales masculinos.

Luedde ha destacado que estos resultados “permiten especular con la posibilidad de que exista una relación causal entre la insuficiencia cardíaca y una mayor tasa de cáncer. Esto es biológicamente plausible, ya que existen pruebas experimentales de que los factores segregados por el corazón que falla pueden estimular el crecimiento de los tumores”.

“Aunque la insuficiencia cardíaca y el cáncer comparten factores de riesgo comunes, como la obesidad y la diabetes, estos se tuvieron en cuenta en el análisis mediante el emparejamiento”. Sin embargo, adiverte: “Hay que tener en cuenta que nuestra base de datos no incluye información sobre el tabaquismo, el consumo de alcohol o la actividad física, por lo que no pudimos hacer coincidir estos datos en el análisis”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD