PUBLICIDAD

Tercera edad
Cómo afrontar la viudez
Cuando una persona mayor se queda viuda tiene más riesgo de aislarse de la sociedad y sufrir depresión u otros trastornos asociados a su malestar emocional. Estas pautas te ayudarán a adaptarte mejor a la viudez.
Escrito por Marina García, Periodista, experta en salud y tercera edad

Consejos prácticos para asumir mejor la viudez

Aunque depende mucho de la personalidad, situación y gustos de cada persona, se pueden establecer una serie de pautas que se deben adoptar, así como algunas que debes evitar, para afrontar mejor la viudez y adaptarte a la nueva etapa de tu vida.

Si te has quedado viudo o viuda, lo que los especialistas no recomiendan que hagas es:

  • Recurrir a agentes tóxicos para liberar la ansiedad, como el tabaco, el alcohol, y la toma de medicamentos. Hay estudios que muestran que aumenta el consumo de estas sustancias tras la muerte de la pareja, algo que solo consigue empeorar la situación.
  • Ocultar tus sentimientos y no permitirte llorar, porque la represión de las emociones puede terminar por manifestarse de otra forma, como desarrollar una enfermedad física o psicológica.
  • Quedarse aislado en casa, pero tampoco huir de ella por miedo a los recuerdos. Estos dos extremos son comunes entre los mayores que se quedan viudos, al darse casos de personas que no quieren pisar la calle, o se mudan a casa de sus hijos cuando realmente son autónomos. Se debe encontrar el término medio para conseguir disfrutar de los demás, pero también de uno mismo y de su hogar.
  • Guardar todos los objetos personales y ropa de la persona fallecida, porque impide la adaptación adecuada a la nueva situación en casa.

Estos son algunos consejos que te pueden ser de gran ayuda para adaptarte a tu nueva vida y ayudarte a aforntar mejor la viudez:

  • Fomentar tus creencias, ya que hay estudios que indican que las personas que tienen fe en la existencia de un ser superior o de una vida después de la muerte, llevan mejor el duelo. Si no es tu caso, alíate con un pensamiento positivo como que tu pareja sigue viva en ti y quiere que seas feliz.
  • Aunque no se deben conservar todos los objetos personales de la persona fallecida, sí se recomienda guardar algunos significativos que evoquen buenos recuerdos.
  • Elaborar un nuevo álbum de fotos con solo aquellas que te transmitan felicidad y te despierten una sonrisa. También es de gran ayuda ver a la persona en vídeos; las primeras veces puede resultar muy emocionante, pero ayuda a mantener viva la imagen de la persona fallecida en la mente.
  • Sin obligarse a nada, pero con el objetivo de encontrar nuevas aficiones y conocer a gente con intereses similares, se recomienda acudir a club sociales, a clases de ejercicio físico, baile, manualidades, idiomas, viajar en grupo…; son muchas las opciones para no estancarse en el pasado.
  • Fomentar el vínculo familiar ya que, especialmente en el caso de los hombres, se suele caer en el error de alejarse de los hijos para evitar ser una carga, pero querer estar más cerca de ellos no significa sumar tareas a su día a día; todo lo contrario, puedes ayudarles con el cuidado de tus nietos, lo que no sólo mejorará tu estado anímico, sino que te hará sentirte más integrado en la familia.
  • Es un buen momento para tener una mascota, ya que traen vida al hogar, dan cariño, favorecen la socialización, evitan que aparezca el sentimiento de soledad, y conllevan la obligación de salir de casa y estar atentos a sus necesidades.

Actualizado: 29 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Marina García

Periodista, experta en salud y tercera edad
Marina García

PUBLICIDAD

Salud en cifras

Una
de cada cinco personas en el mundo tendrá 60 años o más en 2050
'Fuente: 'Organización Mundial de la Salud (OMS)''

PUBLICIDAD