Mente y emociones
Dependencia emocional
Existen relaciones de pareja o familiares con un grado tan alto de dependencia que, tarde o temprano, derivan en una situación asfixiante, en donde falta libertad interior. Te explicamos cómo superarlo con inteligencia emocional.
Escrito por Maite Nicuesa Guelbenzu, Doctora en Filosofía
La dependencia emocional de padres a hijos

A veces los padres proyectan sus sueños en sus hijos y olvidan que ellos tienen derecho a elegir su propio destino.

La dependencia emocional de padres a hijos

Existen padres que tienen dependencia emocional respecto de sus hijos, y a su vez, al tener este comportamiento a nivel emocional, también hacen que sus hijos sean dependientes. ¿Cuándo se produce esta situación? Cuando los padres proyectan sus sueños en sus hijos, olvidando que ellos tienen derecho a elegir su propio destino.

Por otra parte, también se produce la dependencia emocional cuando está causada a partir del chantaje o de la manipulación. Por ejemplo, una persona que ha quedado viuda también puede llenar ese vacío con un apego desmedido hacia sus hijos. En el caso de aquellos padres que sobreprotegen a sus hijos también se produce una dependencia enfermiza, porque es importante confiar, delegar y respetar el espacio del otro para que pueda aprender de sus propios errores y levantarse después de una caída. De lo contrario, un niño sería un eterno Peter Pan que no ha crecido por no tener experiencia práctica de la vida. Aprende a apoyar a tus hijos, sin tomar decisiones por ellos.

Cómo limitar la dependencia de padres a hijos

¿Qué se puede hacer para limitar la dependencia emocional que un padre puede sentir respecto de sus hijos? El síndrome del nido vacío afecta especialmente a aquellas personas que se han volcado al cien por cien en el cuidado de sus hijos dejando de lado otras áreas importantes de la vida. Por ello, es mejor tomar precauciones antes de que llegue esa situación. Puedes apuntarte a un curso de un tema que te guste, busca ocupaciones en tu rutina, involucra a tus hijos en la realización de las tareas del hogar para que haya igualdad.

Para poner fin a cualquier tipo de dependencia emocional merece la pena realizar el siguiente ejercicio: escribe en un folio en blanco todos los puntos negativos que te produce tener tal grado de implicación con otra persona. La dependencia no es mala, solo lo es cuando se produce de una forma extrema. Es decir, en esencia, a nivel social, todos dependemos de todos en tanto que el ser humano es social por naturaleza y nace integrado en el seno de una familia.

También conviene estar receptivo y abierto a las críticas constructivas de los demás. De normal, ante una situación de dependencia, la persona se centra únicamente en alguien y descuida el vínculo con los demás. Por ello, lo habitual es que en algún momento, alguien del entorno reclame más atención. En este sentido, es mejor evitar la crítica dura y optar por una afirmación asertiva del tipo: “Te echo de menos, me gustaría que me tuvieras más en cuenta porque me gustaría pasar más tiempo contigo”. El cariño siempre es la mejor fórmula para llegar al corazón ajeno, en cambio, el reproche no es una alternativa positiva.

Noticias relacionadas:

Entrevista con el experto

Pilar Sordo, psicóloga autora de 'Bienvenido dolor'

Pilar Sordo, psicóloga autora de 'Bienvenido dolor'

“Todos deberíamos vivir como si tuviéramos una enfermedad terminal, porque seríamos mucho mejores personas y disfrutaríamos mucho más de las cosas”

Pilar Sordo

Psicóloga autora de 'Bienvenido dolor'

Salud en cifras

70%
de los trastornos psicóticos aparece durante la adolescencia
Fuente: 'Centro de Investigaciones Biomédicas en Red de Salud Mental (CIBERSAM)'