Masaje sueco
Estrés, dolor de espalda, tensiones, mala circulación… todos estos males tan comunes hoy en día se pueden remediar con un buen masaje sueco, la versión más clásica y efectiva de masaje terapéutico.

Beneficios del masaje sueco

Beneficios del masaje sueco
Además de relajarnos, el masaje sueco es beneficioso, entre otra cosas, para nuestra piel.

Actualizado: 21 de noviembre de 2017

Como sabrá ya cualquiera que lo haya recibido en sus propias carnes, el masaje sueco tiene no pocos beneficios. Aquí tienes algunos de los más importantes:

  • Activa la circulación sanguínea.
  • Acelera la circulación linfática y su efecto de drenaje.
  • Mejora el aspecto de la piel.
  • Aumento del tejido muscular, haciéndolo más firme y elástico.
  • Disminuye el tejido adiposo, ya que acelera su metabolismo al aumentar la circulación.
  • El masaje también actúa sobre el metabolismo –aumenta la cantidad de orina, por ejemplo– y las vísceras, especialmente las del aparato digestivo, ayudándolas a vaciarse.
  • Posee un efecto psicológico positivo sobre el paciente, que se sentirá más relajado y aliviado.

El masejo sueco está principalmente indicado para…

Pero contraindicado si padeces…

  • Enfermedades de la piel y del cabello.
  • Inflamaciones agudas con enrojecimiento, calor, dolor, etcétera.
  • Infecciones y enfermedades hemorrágicas, tumorales, cancerosas y tuberculosas.
  • Traumatismos con herida abierta, fracturas y fisuras.
  • Enfermedades vasculares o sospechas de que se padecen: tromboflebitis, flebitis…
  • Después de correcciones quirúrgicas de la columna.
  • Lesiones cerebelosas, enfermedad de Parkinson, cálculos de riñón, vesícula…
  • Durante la fase aguda de las enfermedades reumáticas.
  • Úlceras internas y quemaduras.

Creado: 23 de julio de 2011

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD