PUBLICIDAD

Mascotas
Problemas dentales en el perro
Procurar una salud bucodental adecuada es vital para el bienestar de tu perro. Conoce cuáles son los problemas dentales más frecuentes en los perros y aprende algunos trucos para mantener una sana sonrisa en tu mejor amigo.
Escrito por María Bayón Piedrabuena, Veterinaria clínica de pequeños animales

Síntomas de enfermedades bucales en el perro y posibles complicaciones

Perro con excesiva salivación por posibles problemas dentales

El principal síntoma de un problema bucal en nuestro perro es el mal aliento.

Los problemas de maloclusión dental en el perro, no solo generan un problema estético, sino también funcional. En los casos más leves, puede que no se desarrolle ningún síntoma, pero en problemas de mordida serios, podríamos observar dificultad en la aprehensión del alimento y la masticación, salivación excesiva y lesiones en los labios, los carrillos, el paladar o la lengua inducidos por la presión y el roce de los dientes sobre estas estructuras. Además, es más fácil que se acumule sarro en los dientes.

En la enfermedad periodontal, el síntoma presente en nuestro perro que nos hace alarmarnos es la halitosis o mal aliento, aunque esto suele ocurrir cuando ya existe un acúmulo importante de sarro en los dientes de nuestra mascota. Por eso, debemos fijarnos en la cantidad de sarro depositado sobre los dientes, de color amarillo o marronáceo, y la presencia de gingivitis como una línea roja engrosada en la encía situada justo en la base del diente.

En la fase final de la enfermedad periodontal, observaremos la pérdida de piezas dentales, secreción purulenta si hay infección y dolor a la palpación de la boca. El perro dejará de comer (anorexia), mostrará apatía e incluso vómitos.

Complicaciones de los problemas dentales en el perro

En la enfermedad periodontal avanzada, el acúmulo de sarro cubre más de un 80 % del diente del can, la gingivitis (inflamación de las encías) es grave y la pérdida de la unión del diente con los tejidos circundantes se hace muy evidente. Esta situación favorece la aparición de estomatitis, que consiste en la inflamación de la mucosa oral y la aparición de erosiones y úlceras.

La infección es otra de las consecuencias en el perro de la enfermedad periodontal no tratatada. Inicialmente puede focalizarse en las piezas dentales y el tejido que lo rodea, formando abscesos purulentos, e incluso gastritis por la ingesta de saliva con una fuerte carga bacteriana, pero la complicación más grave es el desarrollo de endocarditis bacteriana. En esta enfermedad, las bacterias localizadas en la boca, viajan por vía sanguínea y se depositan sobre las válvulas cardiacas, provocando una insuficiencia cardiaca grave y posible muerte del animal en poco tiempo.

Por todo ello, es muy importante acudir a tu veterinario para realizar una revisión bucodental anual y que te aconseje sobre el tratamiento y la prevención de la enfermedad periodontal canina.

Cómo detectar posibles afecciones bucodentales caninas

Si tu perro presenta síntomas como mal aliento o has observado sarro en sus dientes, puede que padezca alguna enfermedad bucodental. Pide cita a tu veterinario de confianza o aprovecha la revisión anual de la vacunación para realizar un chequeo dental. En la exploración visual de la boca detectará problemas de maloclusión o “mordida”, presencia de dientes deciduos retenidos, fracturas, sarro y signos de enfermedad periodontal, como la gingivitis y la halitosis.

Cómo detectar posibles afecciones bucodentales caninas
Los problemas de maloclusión dental en el perro pueden provocar dificultad en la aprehensión del alimento y la masticación, salivación excesiva y lesiones en la cavidad bucal.

Para realizar una exploración más exhaustiva, a veces es necesario sedar o anestesiar al animal y realizar pruebas complementarias, como la radiografía dental, para determinar el grado de afectación y el pronóstico de la enfermedad que padece nuestra mascota.

Actualizado: 19 de Junio de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD