Gingivoestomatitis crónica felina
La gingivoestomatitis felina se caracteriza por la inflamación o ulceración de las encías o la mucosa oral, y puede volverse crónica. Te explicamos cómo identificar si tu gato sufre esta enfermedad y qué cuidados necesita.

Tratamiento de la gingivoestomatitis crónica felina

Actualizado: 15 de noviembre de 2019

El tratamiento de la gingivoestomatitis crónica felina (GECF) se basa en dos pilares fundamentales: por un lado, controlar los factores predisponentes del gato y otras enfermedades dentales y, por otro lado, reducir la inflamación y paliar el dolor que experimenta nuestro animal de compañía. Para ello, se dispone de varias opciones para manejar los síntomas de la gingivitis o estomatitis del gato:

Tratamiento médico de la gingivitis felina

La terapia farmacológica está encaminada a disminuir la inflamación y paliar el dolor, algo primordial para garantizar una buena calidad de vida del felino. Se utilizan medicamentos antiinflamatorios, como el meloxicam, y analgésicos, como la buprenorfina, y si existe infección bacteriana oral se emplean antibióticos específicos.

Tratamiento de la gingivoestomatitis crónica en el gato

Los virus felinos, como el calicivirus, el virus de la inmunodeficiencia o el de la leucemia felina no pueden eliminarse por completo del organismo, pero sí se pueden emplear tratamientos antivirales para disminuir la carga viral o potenciar las defensas, como el interferón omega felino.

Tratamiento quirúrgico de la GECF y alternativas terapéuticas

La placa dental acumulada empeora los síntomas de GECF, y se elimina mediante limpieza dental profesional por ultrasonidos y pulido dental. En ocasiones, el tratamiento farmacológico solo no es suficiente para mejorar el cuadro clínico y es necesario practicar la exodoncia selectiva, es decir, la extracción de las piezas dentales más dañadas, especialmente las afectadas por lesiones resortivas.

Gingivoestomatitis crónica en el gato

Aun así, en un 10% de los gatos esta terapia es ineficaz y se puede plantear el uso de terapias alternativas o complementarias, como la aplicación de láser terapéutico o células madre. Continuamente se están investigando nuevas líneas de tratamiento para la GECF.

Cuidados del gato con gingivoestomatitis y cómo prevenirla

Además de aplicar los tratamientos médico-quirúrgicos pautados por nuestro veterinario, algunas prácticas y cuidados en casa resultan beneficiosos para mejorar el confort de nuestro gato. Aportar una dieta completa hipoalergénica en formato húmedo o semihúmedo, facilita la masticación y deglución y previene la reacción a alergenos alimentarios. Además, podemos ofrecerle snacks en forma de pasta o jarabe ricos en vitaminas, estimulantes del apetito naturales, o aminoácidos que limitan la carga viral, como la L-lisina.

Por otra parte, el cepillado dental diario, o la aplicación de geles dentífricos, ayuda a prevenir el cúmulo de placa dental. Recuerda que la vacunación en los gatos es útil para prevenir enfermedades víricas como la calicivirosis o la leucemia felina. Ten en cuenta que, al tratarse de una enfermedad crónica, tu gato necesitará visitas frecuentes al veterinario para ajustar su tratamiento y que le realicen periódicamente una limpieza dental por ultrasonidos.

Creado: 15 de noviembre de 2019

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD