PUBLICIDAD

Mente y emociones
Sonambulismo
El sonambulismo es una situación que puede generar cierto desconcierto entre los familiares, que ven cómo uno de sus miembros se levanta de su cama y se pone a dar vueltas. ¿Cómo podemos ayudarle?
Escrito por Dr. Juan Moisés de la Serna, Doctor en Psicología

Tratamiento del sonambulismo

Lo primero a tener en cuenta en el tratamiento de un sonámbulo, es que al no estar la persona consciente de lo que le acontece durante el período del sueño en que tiene los episodios de sonambulismo, no se le puede tratar en ese momento. A veces, con una simple indicación como “Vete a la cama” o “Ya has terminado lo que estabas haciendo”, es suficiente, para hacer que el niño vuelva a dormir en su cama.

Con respecto al uso de medicamentos, no existe ningún tratamiento específicamente indicado para el sonambulismo, pero cuando se presenta junto con otras patologías que lo requieran puede administrarse algún tranquilizante que ayude al paciente a dormir.

A pesar de lo cual se pueden aplicar una serie de técnicas psicológicas que ayuden a mitigar el estrés previo a dormir y con ello reducir la posibilidad de que se produzcan episodios de insomnio, utilizando herramientas como las siguientes:

  • Técnicas de control del estrés, que incluyan ejercicios de relajación aplicables cuando se está acotado, así como ejercicios de visualización de imágenes positivas.
  • Dialogar cuando el afectado de sonambulismo vuelve de clase o durante la cena, de forma que el pequeño pueda expresar no sólo sus experiencias del día sino también sus preocupaciones.
  • Mantener un horario regular para irse a la cama, lo que le ayudará a conciliar mejor el sueño.
  • Dejar una luz encendida o la puerta del cuarto entreabierta, si eso le da más confianza al pequeño, de forma que pueda dormir tranquilo.

Comentar la importancia de explicar y clarificar al pequeño que tiene estos episodios de sonambulismo que se trata de algo normal, que no entraña peligro alguno, y que no tiene que preocuparse por ello. Con respecto a la familia, deben informarse con expertos sobre qué es el sonambulismo y cómo convivir con ello, haciéndoles entender que aunque no exista un tratamiento para ello, su hijo va a superar esta etapa con el tiempo.

Igualmente se ha de explicar a la familia cómo proteger la casa para que el pequeño no sufra ningún accidente. En este sentido, el hogar tiene que estar cerrado, puertas y ventanas, para evitar posibles fugas del sonámbulo, quitando de los pasillos cualquier objeto no habitual para evitar que se tropiece con ello.

Actualizado: 8 de Abril de 2015

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

50.000
días de trabajo se pierden cada año en Chile a causa de enfermedades mentales de origen laboral
'Fuente: 'Ministerio de Salud de Chile''

PUBLICIDAD