Asocian SOP y más riesgo de trastornos neuropsiquiátricos en los hijos

Un estudio vincula por primera vez el síndrome de ovario poliquístico (SOP) con trastornos neuropsiquiátricos en los hijos, como problemas emocionales y del comportamiento, retrasos en desarrollo y aprendizaje, autismo, o TDAH.
Escrito por: Eva Salabert

03/09/2020

Paciente con síndrome de ovario poliquístico (SOP)

Las mujeres con síndrome de ovario poliquístico (SOP) tienen más probabilidades de que sus hijos padezcan diversos trastornos psiquiátricos y del neurodesarrollo, según ha descubierto un nuevo estudio publicado en la prestigiosa revista de medicina reproductiva Human Reproduction.

En la investigación se analizaron datos de más de un millón de bebés nacidos en Finlandia entre 1996 y 2014, a los que se realizó un seguimiento hasta finales de 2018, y se encontró que el riesgo de que los niños desarrollaran este tipo de trastornos era aún mayor si el hecho de que la mujer tuviera SOP se combinaba con otros factores como obesidad materna, diabetes gestacional, un parto por cesárea, u otros problemas médicos de la madre o del bebé en el momento del nacimiento.

El riesgo de que los niños tuvieran un trastorno neuropsiquiátrico aumentaba si además de tener SOP la madre era obesa o desarrollaba diabetes gestacional

Es la primera vez que un estudio vincula el SOP con una amplia gama de trastornos en los descendientes, entre los que se incluyen problemas emocionales y del comportamiento, retrasos en el desarrollo, el aprendizaje, el habla y el lenguaje, autismo, o trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH).

El SOP dificulta el normal funcionamiento de los ovarios

El síndrome de ovario poliquístico es un trastorno hormonal que se caracteriza por un exceso de hormonas masculinas y un incorrecto funcionamiento de los ovarios. Es la causa más común de infertilidad anovulatoria, cuando los ovarios no liberan óvulos durante el ciclo menstrual, y se estima que afecta a entre el seis y el 20% de las mujeres en edad reproductiva.

Los principales síntomas del síndrome de ovario poliquístico son los ciclos menstruales irregulares (incluso amenorrea), mayor incidencia de esterilidad y de abortos espontáneos y otros problemas de salud como hirsutismo, acné, alopecia, obesidad y diabetes.

SOP y obesidad materna duplican el riesgo de trastorno psiquiátrico

Los investigadores compararon los datos de 24.682 (2,2%) niños nacidos de mujeres con SOP o infertilidad anovulatoria con 1.073.071 (97,8%) niños nacidos de mujeres sin SOP. A un total de 105.409 (9,8%) niños se les diagnosticó un trastorno psiquiátrico o del neurodesarrollo durante el período de seguimiento. Catharina Lavebratt, profesora asociada del Instituto Karolinska (Suecia) y directora del trabajo, ha señalado que “durante el período de seguimiento, 2.532 de 24.682 niños (10,3%) nacidos de madres con SOP recibieron un diagnóstico neuropsiquiátrico en comparación con 102.877 de 1.073.071 niños (9,6%) nacidos de madres sin SOP”.

Lavebratt ha afirmado que comprobaron que los hijos de madres con SOP tenían más riesgo de trastornos psiquiátricos o del neurodesarrollo, y que el riesgo más elevado se aplicaba a ciertos diagnósticos psiquiátricos, entre los que se incluían el estado de ánimo, la ansiedad, los trastornos alimentarios y del sueño, las discapacidades intelectuales, el desarrollo específico, el espectro autista, el déficit de atención con hiperactividad, trastornos de conducta y tics, y otros trastornos del comportamiento y emocionales”.

Los niños cuyas madres padecen SOP necesitan apoyo psicológico y un seguimiento de su salud mental

Los hijos de madres con síndrome de ovario poliquístico tenían 1,3 veces más riesgo de ser diagnosticado con cualquier trastorno psiquiátrico. En concreto, el riesgo de trastornos del sueño aumentó 1,5 veces, TDAH, trastornos de conducta y tics 1,4 veces, discapacidades intelectuales y trastornos del espectro autista 1,4 veces, trastornos del desarrollo y de la alimentación casi 1,4 veces, trastornos de ansiedad 1,3 veces, trastornos del estado de ánimo casi 1,3 veces, y otros trastornos emocionales y del comportamiento casi 1,5 veces.

Cuando se tuvo en cuenta el índice de masa corporal (IMC) de las madres, los investigadores encontraron que el riesgo de ser diagnosticado con algún trastorno neuropsiquiátrico entre la descendencia de mujeres de peso normal con SOP aumentó 1,2 veces en comparación con aquellas sin SOP, pero se duplicó en los hijos de madres con SOP y obesidad grave. Dicho riesgo también se duplicó en las mujeres con SOP que sufrieron problemas perinatales y aumentó 1,7 veces en las embarazadas con diabetes gestacional y en las que tuvieron un parto por cesárea.

Seguimiento y apoyo psicológico a hijos de madres con SOP

Xinxia Chen, profesora asociada en la Universidad de Shandong, en China, que también trabajó en el Instituto Karolinska, y primera autora del artículo, ha señalado que su estudio muestra que los niños cuyas madres padecen SOP necesitan apoyo psicológico y un seguimiento de su salud mental por su elevado riesgo a desarrollar problemas de esta índole, y que también es necesario asesorar a las embarazadas con este síndrome para prevenir estos trastornos en su descendencia.

Al tratarse, sin embargo, de un estudio observacional, los investigadores no han podido demostrar que el SOP fuera la causa directa de los problemas psiquiátricos y del neurodesarrollo que presentaban los menores, sino que existe una asociación entre ambos factores. Por ello, estos científicos tienen intención de llevar a cabo nuevas investigaciones que permitan confirmar sus hallazgos, además de averiguar cuáles son los posibles mecanismos implicados en dicha asociación.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD