PUBLICIDAD

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Noticias de Belleza y bienestar

La musicoterapia puede ser de ayuda en la recuperación tras un ictus

Las terapias convencionales apoyadas con tareas realizadas con música pueden ayudar a mejorar la movilidad, el ánimo y la calidad de vida de los pacientes que han sufrido un accidente cerebrovascular.
Escrito por: Natalia Castejón

18/04/2018

Concepto de musicoterapia para la recuperación tras un ictus

La motivación es muy importante en la rehabilitación del ictus.

Las personas que han sufrido un accidente cerebrovascular podrían mejorar su movilidad, su calidad de vida y su estado de ánimo gracias a la inclusión de la música como apoyo junto su terapia convencional durante la recuperación tras un ictus. Así lo ha descubierto un grupo de investigadores de la Universidad de Barcelona, Hospital de Bellvitge y el Hospital del Mar (España), en colaboración con la Universidad de Helsinki (Finlandia).

El estudio que lo demuestra ha sido publicado en la revista Annals of the New York Academy of Sciences tras analizar a 40 personas que habían sufrido un ictus y que realizaban sus sesiones de rehabilitación en el Hospital de la Esperanza (Barcelona). La mitad de ellos recibieron solo la terapia convencional pero el resto, además, también se apoyaron en la música como parte del tratamiento, concretamente aprendieron a tocar tambores electrónicos y el piano, con el fin de conocer cómo podía esta práctica mejorar la función motora de las extremidades superiores.

La fatiga, las emociones negativas y la apatía tras un ictus podría reducirse gracias a la terapia musical

La importancia de la motivación en la rehabilitación del ictus

Después de cuatro semanas se analizó el estado de ánimo, las calidades de vida, la motivación y la movilidad de brazos y manos de los pacientes. Los resultados en cuanto a la mejora motora no varió entre los dos grupos, sin embargo, dentro de los que incluyeron la música en su terapia, los que se motivaron más por aprender a tocar esos instrumentos tuvieron unas mejoras más notables en el aspecto motor.

Los autores, encabezados por Antoni Rodríguez Fornells, encontraron que hubo un cambio positivo en la calidad de vida de los pacientes que habían sido tratados con música, así como una reducción de las emociones negativas, de la apatía e incluso de la sensación de fatiga, en comparación con los que solo tuvieron la terapia convencional.

Por tanto, este estudio demuestra que la motivación es un factor muy importante durante la recuperación de un ictus y animan a añadir la musicoterapia en los tratamientos convencionales para que todos los pacientes puedan beneficiarse de ella.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD