PUBLICIDAD

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Noticias de Dieta y nutrición

La dieta mediterránea puede reducir los síntomas de depresión

Una alimentación basada en la dieta mediterránea ayuda a reducir síntomas de depresión como la ansiedad y las emociones negativas, y mejora la capacidad para enfrentarse a los problemas, según un nuevo estudio.
Escrito por: Eva Salabert

02/01/2018

Madre e hija cocinando dieta mediterránea sin síntomas de depresión

La dieta mediterránea no es solo un tipo de alimentación, sino un estilo de vida.

Una nueva investigación ha revelado que los pacientes con depresión que siguen una dieta mediterránea experimentan una significativa reducción en la intensidad de los síntomas de esta enfermedad en comparación con el grupo de control; en concreto un 45% frente a un 27%. El estudio, cuyos resultados se han publicado en Nutritional Neuroscience, tenía como objetivo comprobar el impacto de la dieta mediterránea sobre la salud mental y la calidad de vida de personas con depresión severa.

Los autores del trabajo reclutaron a 152 individuos (105 mujeres y 47 varones), con edades comprendidas entre los 18 y los 65 años. El 38% de estas personas habían sido diagnosticadas con depresión, y el 36% afirmo que tomaba antidepresivos. A los participantes se les suministró aleatoriamente o bien una dieta mediterránea tradicional (a 75 de ellos), o bien una dieta mediterránea suplementada con aceite de pescado o una intervención controlada (a los otros 77).

La ingesta de más vegetales se relacionaba con menos estrés, y comer más frutas se asociaba a menos ansiedad y más emociones positivas y relaciones sociales

La intervención con la dieta mediterránea incluyó una consulta nutricional previa, grupos de trabajo de cocina dos veces por semana, recetas asequibles y comida para llevar con la que elaborar los menús. La intervención dietética controlada consistió en reuniones dos veces a la semana que incluían actividades sociales como compartir fotos, y realizar juegos de mesa y grupos de lectura. Además, se proporcionó a estas personas snacks ligeros como galletas saladas, queso, café, té, zumos o agua. Para evaluar el efecto de los suplementos de aceite de pescado sobre la salud mental se obtuvieron muestras de sangre que fueron analizadas para medir los ácidos grasos omega 3 y omega 6.

La dieta mediterránea redujo la ansiedad

Los investigadores encontraron una significativa asociación entre la dieta mediterránea y una disminución de la ansiedad y las emociones negativas, así como mejoras en la capacidad para enfrentarse a los problemas y en la calidad de vida. Sin embargo, como ha declarado la Dra. Natalie Parletta, investigadora en el Center for Population Health Research de la Universidad South Australia en Adelaida, y una de las autoras del estudio, los suplementos con aceite de pescado no tuvieron efectos apreciables sobre la depresión.

Estos científicos también han explicado que han observado distintos beneficios dependiendo del tipo de alimento consumido por los participantes en el estudio. Así, mientras que la ingesta de más vegetales se relacionaba con menos estrés, comer más frutas se asociaba a menos ansiedad y más emociones positivas y relaciones sociales. El consumo de una amplia variedad de frutas y verduras mejoró los resultados en salud mental, y seguir la dieta mediterránea disminuyó la cantidad de comida para llevar y snacks poco saludables que tomaron estas personas. Las interacciones sociales, por su parte, también desempeñaron un importante papel en su salud mental.

La Dra. Parletta ha comentado que la dieta mediterránea no es solo un tipo de alimentación, sino un estilo de vida, y señala que la comunidad médica ha tardado en reconocer la importancia de las intervenciones dietéticas en la mejoría de la salud mental, y añade que le gustaría que los especialistas en salud mental se lo tomen en serio y tengan en cuenta el tipo de dieta de los pacientes a los que atienden.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD