Las ciruelas pasas protegen a las mujeres mayores de la pérdida ósea

Las ciruelas pasas podrían ayudar a prevenir o retrasar la pérdida ósea en mujeres posmenopáusicas, lo que reduce su riesgo de osteoporosis. Esto se debe a la capacidad de reducir la inflamación y el estrés oxidativo.
Escrito por: Natalia Castejón

15/02/2022

Las ciruelas pasas protegen de la pérdida ósea

Reducir el riesgo de osteoporosis gracias a los alimentos podría ser posible, pues según una investigación de la Pennsylvania State University (EE.UU) tomar ciruelas pasas de manera habitual podría prevenir o retrasar la pérdida ósea en mujeres posmenopáusicas, reduciendo las probabilidades de acabar padeciendo esta enfermedad de los huesos.

PUBLICIDAD

Estos beneficios encontrados en la publicación de Advances in Nutrition se debían a los efectos antiinflamatorios y contra el estrés oxidativo de las ciruelas pasas, que ayudan a cuidar los huesos. Esto es muy importante, ya que más de 200 millones de mujeres en todo el mundo tienen osteoporosis, una afección que debilita y hace más quebradizos los huesos, especialmente en las mujeres mayores de 50 años.

“En las mujeres posmenopáusicas, los niveles más bajos de estrógeno pueden desencadenar un aumento del estrés oxidativo y la inflamación, lo que aumenta el riesgo de debilitamiento de los huesos que puede provocar fracturas. La incorporación de ciruelas pasas en la dieta puede ayudar a proteger los huesos al ralentizar o revertir este proceso”, ha expuesto Connie Rogers, una de las autoras del estudio.

PUBLICIDAD

Las ciruelas pasas cambian la microbiota intestinal

Y es que, después de los 40 años la renovación de las células óseas no es la misma y se va ralentizando, dando lugar a huesos más débiles. Esto podría evitarse con las ciruelas pasas, que contienen minerales, compuestos fenólicos, fibra dietética y vitamina K, que ayudan a contrarrestar los efectos de la inflamación, el estrés oxidativo, los radicales libres y los antioxidantes que afectan al cuerpo.

Tomar 100 g de ciruelas pasas durante un año mejoró la densidad mineral ósea de los huesos del antebrazo y la parte baja de la columna en mujeres posmenopáusicas

Concretamente, la investigación determinó que comer 100 gramos de ciruelas pasas –unas 10 unidades– al día durante un periodo de un año ayudaba a mejorar la densidad mineral ósea de los huesos de la zona del antebrazo y de la parte inferior de la columna, además de reducir los signos de recambio óseo.

PUBLICIDAD

Por otro lado, también observaron que ingerir entre 50 y 100 gramos de estas ciruelas pasas cada día durante seis meses seguidos previno la pérdida de densidad mineral ósea total y redujo el TRAP-5b, un marcador de reabsorción ósea, todo ello comparado con las mujeres posmenopáusicas que no las tomaron.

Los autores del estudio también indicaron que las ciruelas pasas desencadenan un cambio en el mecanismo potencial del microbioma intestinal –conjunto de microorganismos saludables del intestino– que ayuda a reducir la inflamación en el colon. Esto puede ayudar a reducir los niveles de citocinas proinflamatorias y marcadores de daño oxidativo, aunque pretenden seguir investigando los efecto del consumo de ciruelas pasas en otros estudios.

Actualizado: 15 de febrero de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD