15 minutos de ejercicio intenso mejoran el rendimiento de la memoria

Descubren que realizar una sesión de ejercicio físico intenso de solo 15 minutos mejora la memoria y la adquisición de nuevas habilidades motoras. Este descubrimiento podría ayudar a mejorar el aprendizaje escolar o a evitar el alzhéimer.
Escrito por: Natalia Castejón

23/09/2020

Ejercicio intenso mejora el rendimiento de la memoria

Son muchos los estudios que han vinculado el ejercicio físico a una mejora en la memoria. El último que se ha dado a conocer, publicado en la revista Scientific Reports, ha descubierto que tan solo una sesión de 15 minutos de ejercicio intenso puede mejorar la memoria y ayudar a adquirir nuevas habilidades motoras.

Los neurocientíficos de la Universidad de Ginebra (Suiza), responsables de esta investigación, han declarado que esta asociación se debe a los endocannabinoides, unas moléculas que genera el cuerpo durante el ejercicio físico. Estas moléculas circulan por la sangre traspasando fácilmente la barrera hematoencefálica y uniéndose a los receptores celulares especializados para generar euforia en la persona.

El ejercicio físico puede ser una manera fácil, mínimamente invasiva y económica de consolidar los aprendizajes escolares o prevenir el alzhéimer

Además, según ha explicado Kinga Igli, una de las autoras del estudio, también han observado que los endocannabinoides se unen a los receptores en el hipocampo, la estructura del cerebro encargada del procesamiento de la memoria. Otro hallazgo indicó que había cambios en la activación de las estructuras cerebrales durante el ejercicio, que se midieron con pruebas de resonancia magnética.

A más intensidad física más endocannabinoides

Los resultados indicaron que cuanto más rápida es la persona en contestar las pruebas de memoria más se activa su hipocampo y el núcleo caudado –una parte del cerebro que interviene en la memoria y en la coordinación de movimientos motores–. En cuanto a los niveles de endocannabinoides se observó que cuanto más alto es el nivel alcanzado en el esfuerzo físico intenso, más se activa el cerebro y mejor rendimiento tiene. “Estas moléculas están involucradas en la plasticidad sináptica, es decir, la forma en que las neuronas están conectadas entre sí y, por lo tanto, pueden actuar sobre la potenciación a largo plazo, el mecanismo para la consolidación óptima de la memoria”, expone Blanca Marin, otra de las autoras.

Estos descubrimientos demuestran que la actividad deportiva puede ser una manera fácil, mínimamente invasiva y económica de, por ejemplo, consolidar los aprendizajes escolares o de adquirir nuevas habilidades motoras, declaran los investigadores. Además, creen que esta práctica también podría ser beneficiosa en la prevención del alzhéimer.

La investigación se ha realizado con 15 personas sanas de entre 21 y 39 años que realizaron unas pruebas de memoria en tres condiciones distintas: después de 30 minutos de ciclismo a intensidad moderada, tras 15 minutos de ciclismo intensivo (80% de su frecuencia cardiaca máxima) y después de un periodo de descanso. Las actividades de memoria consistían en presionar un botón lo más rápido posible cuando una de las cuatro bolas que aparecían en una pantalla se convertía en una estrella.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD