PUBLICIDAD

Tomar nueces a diario puede mejorar la calidad del esperma

Comer nueces todos los días podría mejorar la cantidad, movilidad, forma y vitalidad de los espermatozoides, lo que ayudaría a mejorar la fertilidad y conseguir un embarazo en un menor tiempo.
Escrito por: Natalia Castejón

06/07/2018

Hombre comiendo nueces

La movilidad y cantidad de los espermatozoides era mayor si se consumían nueces.

Los hombres que quieran mejorar la calidad de su semen deberían tener nueces en su despensa. Así lo recomienda un nuevo estudio, realizado por miembros de la Unidad de Nutrición Humana de la Universitat Rovira i Virgil en Reus (Tarragona), que ha descubierto que comer todos los días este fruto seco tiene efectos positivos sobre los espermatozoides, concretamente sobre su cantidad, forma, movilidad y vitalidad, lo que puede traducirse en una mayor tasa de fertilidad.

Estudios realizados anteriormente ya lo habían indicado, las nueces mejoran la calidad del esperma y aumentan la probabilidad de conseguir un embarazo. El estudio que lo ha confirmado ha sido presentado en la reunión anual de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología, celebrada en Barcelona a principios de julio.

Un buen conteo, movilidad, morfología y vitalidad de los espermatozoides es indicativo de fertilidad según la OMS

Para este análisis contaron con la participación de 119 hombres sanos de entre 18 y 35 años que tomaron cada día 60 gramos de nueces mixtas, avellanas y almendras, mientras que una parte de la muestra no tomó nueces, y actuaron como el grupo de control. A todos se les hizo análisis de sangre y se les recogió muestras de semen al comienzo del estudio y al final.

Las nueces reducen la fragmentación del ADN del semen

Después de 14 semanas que duró la investigación, los autores observaron que la vitalidad, la morfología, el conteo y la movilidad de espermatozoides –parámetros que la Organización Mundial de la Salud (OMS) propone como mediciones de la calidad del semen– eran superiores que las que tenían los que no habían tomado nueces.

Concretamente, se mejoró un 16% el número de espermatozoides, un 6% su movilidad, un 4% su vitalidad y, por último, un 1% su forma y tamaño. Además, encontraron una reducción notable en los niveles de fragmentación del ADN del esperma, que está asociado a una menor tasa de infertilidad masculina.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD