PUBLICIDAD

Un nuevo virus puede estar causando cáncer de hígado en gatos

Un virus similar al que causa la hepatitis B en las personas podría influir en la aparición de cáncer de hígado en los gatos, un hallazgo que puede ayudar a desarrollar tratamientos o vacunas contra cánceres felinos.
Escrito por: Eva Salabert

29/10/2019

Virus que afecta al hígado de los gatos

El hepadnavirus del gato doméstico (DCH) es un virus descubierto por científicos de la Universidad de Sídney, que se asemeja al virus de la hepatitis B en humanos, y que podría estar involucrado en el desarrollo de cáncer de hígado en los gatos. De hecho, estos especialistas han detectado su presencia en determinados tipos de hepatitis y tumores de hígado en los felinos.

Está demostrado que el virus de la hepatitis B (VHB) puede desencadenar hepatitis crónica y cáncer de hígado en las personas, dos enfermedades que en 2015 acabaron con la vida de más de 850.000 personas. Los investigadores, liderados por Julia Beatty, profesora de medicina felina en la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad de Sídney, querían averiguar si también en los gatos provoca estas patologías, y han encontrado evidencias de que probablemente sea así.

Los gatos infectados por hepadnavirus no tienen por qué enfermar, y los humanos no pueden contraer el virus de su mascota, por lo que no corren ningún riesgo

La infección por hepadnavirus es habitual en los gatos domésticos –el virus se ha detectado en el 6,5% y el 10,8% de los felinos de compañía en Australia e Italia, respectivamente–, pero Julia Beatty ha explicado que los gatos infectados no tienen por qué enfermar, y que los humanos no pueden contraer el virus de su mascota, por lo que no corren ningún riesgo.

Terapias para combatir los virus involucrados en el cáncer

Los resultados del estudio, que se ha publicado en la revista Viruses, y en el que también han participado investigadores de la Universidad de California Davis y del Reino Unido y Nueva Zelanda, pueden ayudar a averiguar si los virus causan cánceres, según afirma Beatty, que añade que si se llegase a esta conclusión se podrían desarrollar nuevos tratamientos y vacunas que combatieran el virus responsable, en vez de emplear medicamentos contra el cáncer.

Actualmente, además, no existe un tratamiento específico para el cáncer de hígado en los gatos, que es muy difícil de manejar, y los nuevos descubrimientos ayudarán a que los científicos puedan seguir investigando para desarrollar nuevas terapias más efectivas, o incluso vacunas que permitan prevenir ciertos tipos de cáncer en las mascotas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD