Confirman problemas de razonamiento y atención tras superar el COVID

Las personas que han pasado el COVID-19 con síntomas más graves tienen peor desempeño en las tareas de razonamiento y resolución de problemas, y los que han necesitado ventilación mecánica muestran mayor deterioro cognitivo.
Escrito por: Natalia Castejón

12/08/2021

Déficit cognitivo tras pasar el COVID-19

El COVID-19 puede afectar al desempeño de tareas cognitivas, un estudio realizado por el King’s College London y la Universidad de Cambridge (Reino Unido) entre más de 80.000 personas ha encontrado que las personas que han pasado la enfermedad con síntomas más graves muestran posteriormente un mayor deterioro cognitivo. Además, los que necesitaron ventilación mecánica para ayudarles a respirar mientras estaban en el hospital presentaron los peores datos en una serie de pruebas sobre la capacidad de pensamiento y atención.

La investigación, que se ha publicado en la revista EClinicalMedicine, observó que el desempeño en tareas de razonamiento y resolución de problemas fue peor en los pacientes que habían pasado el COVID-19 con síntomas graves. El grupo que participó estaba formado por 81.337 personas y de ellas, unas 12.689 sospecharon que estaban infectados por el virus SARS-CoV-2, 192 de fueron hospitalizados y 44 necesitaron ventilación mecánica.

Los efectos del COVID en pacientes con ventilación mecánica fueron similares al deterioro cognitivo promedio en diez años de envejecimiento

Los resultados mostraron que no todas las áreas cognitivas se vieron afectadas por el COVID-19 y no de la misma manera. Algunas habilidades como la discriminación emocional –reconocer una emoción en diferentes rostros– y la memoria de trabajo –recordar una secuencia de cuadrados– se salvaron de los efectos de la enfermedad.

Peores resultados en pacientes con ventilación mecánica

En el caso de las tareas que requerían habilidades de razonamiento y la resolución de problemas parecían mostrar el mayor déficit tras haber pasado el COVID-19 y los efectos encontrados en los hospitalizados que requirieron ventilación mecánica fueron similares al deterioro cognitivo promedio que se suele dar durante un período de diez años de envejecimiento y equivalentes a una diferencia de siete puntos en el coeficiente intelectual.

Pero una de las dudas que tenían los autores de este estudio era si estos déficits cognitivos estaban causados por el SARS-CoV-2 o si eran por otras variables. Para demostrar que se debían a la enfermedad hicieron una serie de notificaciones como separar a aquellos que tenían un test positivo de la infección y demostrar que los problemas cognitivos eran mayores en este grupo.

“Queda una cuestión fundamental en cuanto a por qué algunas funciones cognitivas se ven más afectadas que otras. Ya se sabe que la hipoxia y la ventilación mecánica se asocian con déficits cognitivos similares a los observados en este estudio, y ahora hay evidencia de complicaciones neurológicas en algunos pacientes, así como consecuencias psiquiátricas”, ha explicado Mitul Mehta, autor principal del estudio.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD