Las mujeres dedicadas al sector salud y cuidados cobran un 24% menos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha hecho un análisis mundial que refleja que las mujeres que se dedican al sector de la salud o el cuidado ganan en promedio un 24% menos que los hombres en los mismos puestos.
Escrito por: Natalia Castejón

13/07/2022

Brecha salarial en sector salud

Las mujeres que se dedican al sector de salud o cuidado cobran hasta un 24% menos que los hombres en los mismos puestos, una gran brecha salarial que se ha puesto al descubierto en un análisis mundial llevado a cabo por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

PUBLICIDAD

Este documento, que tiene en cuenta las desigualdades salariales con respecto al género en el sector de la salud, es el más completo de su tipo realizado hasta la fecha. Sus resultados han mostrado que existe una brecha salarial de género bruta de unos 20 puntos porcentuales, que llega incluso a los 24 cuando se tienen en cuenta factores como la educación, edad y tiempo de trabajo.

La conclusión general es que las mujeres están mal pagadas en este mercado laboral con respecto a los mismos puestos en el caso de los varones. Una de las posibles causas de esta gran diferencia podría deberse a la discriminación hacia las mujeres, que representan un 67% de los trabajadores de salud y cuidado en todo el mundo. A esto se le suma que, según el informe, los salarios a menudo son más bajos en los sectores económicos donde predominan las mujeres.

PUBLICIDAD

Brechas salariales en función de los países

Sin embargo, también han encontrado que los salarios del sector de la salud presentan una tendencia a la baja en general. Esto llama especialmente la atención, pues precisamente son estos trabajadores los que están jugando un papel clave en la lucha en primera línea contra la pandemia de COVID-19.

Las mujeres representan un 67% de los trabajadores de salud y cuidado en todo el mundo

También hallaron una gran variación en las brechas salariales de género en función de los países, lo que podría indicar que estas disparidades salariales en el sector no son inevitables y que se puede hacer más contra ellas. Dentro de los países, las brechas salariales de género suelen ser más amplias en las categorías de salarios altos, mientras que las mujeres están sobrerrepresentadas en las categorías de salarios más bajos.

PUBLICIDAD

El análisis descubrió que las mujeres que trabajan en este sector y que son madres parecen tener mayores problemas, y es que, se encontraron brechas salariales de empleo y de género en el sector mucho más aumentadas durante los años reproductivos de una mujer, unas brechas que persistieron durante el resto de la vida laboral de la mujer. Esto podría prevenirse si hubiese una distribución más equitativa de las obligaciones familiares entre hombres y mujeres.

Entre las posibles causas que están haciendo crecer las brechas salariales de género en el sector de la salud, los investigadores creen que podría estar implicada la educación, la edad, el tiempo de trabajo y la diferencia en la participación de mujeres y hombres en sectores privados o públicos, aunque todavía siguen sin explicarse las razones concretas por las que las mujeres están peor pagadas que los hombres.

PUBLICIDAD

“El sector de la salud y la atención ha soportado salarios bajos en general, brechas salariales de género obstinadamente grandes y condiciones laborales muy exigentes. La pandemia de COVID-19 expuso claramente esta situación al tiempo que demostró cuán vitales son el sector y sus trabajadores para mantener en marcha a las familias, las sociedades y las economías”, ha declarado Manuela Tomei, directora del Departamento de Condiciones de Trabajo e Igualdad de la Organización Internacional del Trabajo.

“No habrá una recuperación inclusiva, resiliente y sostenible sin un sector sanitario y asistencial más fuerte. No podemos tener servicios de atención y salud de mejor calidad sin condiciones de trabajo mejores y más justas, incluidos salarios más justos, para los trabajadores de la salud y los cuidados, la mayoría de los cuales son mujeres. Ha llegado el momento de adoptar medidas políticas decisivas, incluido el necesario diálogo político entre instituciones”, concluye la experta.

Actualizado: 18 de julio de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD