PUBLICIDAD

Ser optimista podría ayudarte a dormir mejor y durante más tiempo

Un estudio descubre que las personas que tienen una actitud optimista en la vida se acercan más a las horas de sueño diarias recomendadas y tienen un descanso más reparador que los más pesimistas.
Escrito por: Natalia Castejón

09/08/2019

Mujer optimista durmiendo durante más tiempo

Las personas que tienen una visión y una actitud positiva en la vida tienen un sueño de mayor calidad y se acercan más a las horas de descanso recomendadas cada noche que aquellos que son más negativos. Este ha sido el hallazgo principal de un estudio realizado por miembros de la Universidad de Illinois, la Universidad Northwestern y la Universidad Chapman (EE.UU.).

La asociación fruto de la investigación, publicada en la revista Behavioral Medicine, fue encontrada gracias a la participación de 3548 personas entre 32 y 51 años de edad que vivían en Oakland, Birmingham, Chicago, Alabama, California y Minneapolis. Todos ellos rellenaron un cuestionario en el que debían valorar en una escala del uno al cinco la conformidad con unas afirmaciones sobre su actitud ante la vida. Los resultados variaron entre los más optimistas, 30 puntos, y los menos, seis puntos.

Aquellos que fueron más optimistas tenían un 74% menos de probabilidades de tener insomnio

Además, se midió la calidad y duración del sueño –incluyendo la dificultad para conciliarlo, los síntomas de insomnio y las horas reales de descanso– de los participantes en dos ocasiones, con una separación de cinco años. Los resultados desvelaron que cada aumento de la desviación en el optimismo aumentaba hasta un 78% el riesgo de tener muy buena calidad del sueño.

Encontraron que las personas con más puntuación de optimismo tenían un 74% menos de probabilidades de tener insomnio ni somnolencia durante el día, además de dormir más horas que el resto, acercándose a las recomendadas –entre seis y nueve horas diarias–.

Las personas optimistas cogen antes el sueño y les dura más

Los investigadores creen que esta asociación podría deberse a que las personas optimistas interpretan los acontecimientos estresantes de manera más positiva, lo que se traduce en menos preocupación y menos pensamientos reflexivos en la cama. Todo ello hace que las personas cojan antes el sueño y su ciclo de descanso sea más reparador que el de aquellos que dan vueltas en la cama.

El sueño es algo muy importante en la vida de las personas y la falta de descanso puede tener graves consecuencias, pues puede promover el desarrollo de enfermedades, como puede ser la hipertensión, la obesidad o incluso la muerte, en casos más extremos. Ser optimista puede ser clave para dormir de manera saludable y evitar todos estos riesgos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD