PUBLICIDAD

Noticias Mente y emociones

Trabajar por turnos aumenta las probabilidades de ser obeso

Los trabajadores que desempeñan sus funciones en turnos variables tienen un riesgo mayor de tener problemas metabólicos, como obesidad y adiposidad abdominal, que aquellos que tienen un turno laboral fijo.
Trabajar por turnos aumenta las probabilidades de ser obeso

Las personas que trabajan por turnos tienen un 35% más de riesgo de tener adiposidad abdominal.

27 de Octubre de 2017

El trabajo en turnos rotativos se caracteriza por tener cambios continuos de horario a nivel laboral, pero también personal, algo que, según un estudio, puede aumentar el riesgo de sufrir obesidad, especialmente en el caso de los trabajadores que siguen turnos nocturnos. La investigación ha sido realizada por la Universidad de China de Hong Kong, y ha analizado 28 artículos anteriores que abordaban el tema del sobrepeso causado por el trabajo.

Las conclusiones, que han sido publicadas en Obesity Reviews, son que aquellas personas cuyo trabajo se realiza por turnos, tienen un 23% más riesgo de padecer obesidad y un 35% más de presentar adiposidad abdominal que los que tienen un horario laboral estable. En cuanto a los empleados nocturnos que desempeñan su labor entre media noche y las cinco de la mañana, sus probabilidades de tener sobrepeso eran un 29% superiores.

Los empleados que trabajan en turnos de noche tienen un 29% más riesgo de padecer sobrepeso

Alteración de los ritmos circadianos y de la producción de melatonina

Entre las principales causas del aumento de peso que barajan los investigadores, Miaomiao Sun, la principal autora del estudio, señala que podría deberse a las alteraciones continuas de los ritmos circadianos, provocadas por los cambios en la exposición a la luz durante la noche, que afectan a la producción de melatonina, una hormona muy importante en estos ritmos biológicos porque regula otras hormonas como la insulina, el cortisol o la leptina, y si se producen variaciones en ellas pueden aparecer problemas de la homeostasis corporal y perfiles metabólicos anormales.

Sin embargo, advierten de que otro factor determinante en la aparición de obesidad es el tipo de trabajo que se realiza, y si es más sedentario presenta un riesgo mayor de sobrepeso que aquellos que requieren más actividad física. En conclusión, exponen los autores, deberían modificarse los horarios laborales para evitar los turnos nocturnos prolongados y reducir así el número de casos de obesidad a nivel mundial.

 

 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD