PUBLICIDAD

Noticias Mente y emociones

Un estudio revela que el autismo es mayormente hereditario

Una revisión de estudios revela que el trastorno del espectro autista podría ser mayormente hereditario –hasta en un 83%– lo que apunta al papel clave de la genética, pero sin aportar información sobre genes específicos.
Niño autista con su madre

El trastorno del espectro autista podría tener un factor hereditario de más de un 80%.

05 de Octubre de 2017

Es seguro que algo tan complejo como es el autismo, una condición neurológica que altera la capacidad de una persona para relacionarse con otros y que se presenta en cualquier grupo social o racial, siendo hasta cuatro veces más frecuente en los niños respecto a las niñas, puede encontrar respuestas a su origen tanto en los genes, como en el medioambiente. Sin embargo, pese a que se cree que estos dos factores juegan un papel importante, sigue siendo objeto de debate e investigaciones cuál es el grado de responsabilidad de ambos.

El Journal of the American Medical Association (JAMA) se ha hecho eco recientemente de un estudio que, tras reanalizar los datos de una investigación previa, sugiere que el trastorno del espectro autista podría ser mayormente hereditario: hasta un 33% más de alrededor del 50% que estimaba el anterior estudio analizado, lo que situaría el factor hereditario en más de un 80%.

El estudio, dirigido por el estadista y epidemiólogo Sven Sandin de la Icahn School of Medicine en Mount Sinai de Nueva York, ha vuelto a analizar los datos de un grupo de casi tres millones de niños nacidos en Suecia desde 1982 a 2006, de los que se ha recogido información hasta diciembre de 2009. El análisis incluyó más de tres millones de pares de hermanos, de los cuales 37.570 eran pares de gemelos, 432.281 pares de la misma madre, 445.531 del mismo padre y 2.642.064 pares de hermanos de la misma madre y el mismo padre.

Los hallazgos sugieren que en nueve de cada diez niños los factores genéticos pueden explicar la mayor parte del riesgo de desarrollar un trastorno del espectro autista

De entre todos ellos, 14.516 niños fueron diagnosticados con autismo, y la heredabilidad se estimó esta vez con mayor precisión, gracias a un nuevo método de análisis, en el 83%, es decir, en casi nueve de cada diez niños diagnosticados, mientras que la influencia ambiental no compartida se estimó en el 17%. Empleando estos datos se ha observado que en las parejas que ya tenían un niño con autismo, la probabilidad de que su próximo hijo también desarrollara autismo se incrementaba ligeramente.

Pero lo más destacable es que la heredabilidad del autismo parece ser más alta que algunas condiciones psiquiátricas como, por ejemplo, la esquizofrenia o el trastorno por déficit de atención.

No se obtuvieron datos sobre genes específicos implicados en el autismo

Pese a lo interesante de sus conclusiones, Sven Sandin ha advertido de que los resultados no proporcionan ninguna información sobre genes específicos u otras causas directas del autismo, sino que sólo nos informan de que “los genes son importantes" en el desarrollo de esta enfermedad. También advierte de que aún se desconoce el aumento en las tasas de autismo que se vienen produciendo en los últimos años. Por tanto, aunque en cierto modo es importante descubrir hasta qué punto el autismo es hereditario, ese hallazgo no cambiará realmente el tipo de trabajo que hacen la mayoría de los genetistas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD