PUBLICIDAD

El empeoramiento de los síntomas de ansiedad podría predecir alzhéimer

El agravamiento de los síntomas de ansiedad o depresión puede ser un signo precoz de la existencia de niveles elevados de beta amiloide en el cerebro, e indicar la presencia de alzhéimer en la fase preclínica.
Escrito por: Eva Salabert

19/01/2018

Persona con depresión y síntomas de alzhéimer

Los síntomas de ansiedad se incrementaron con el tiempo en los mayores con niveles elevados de beta amiloide en el cerebro.

La depresión –especialmente si aparece por primera vez en la tercera edad–, puede constituir un signo precoz del alzhéimer antes de que se aprecien las primeras manifestaciones de la enfermedad, como la pérdida de memoria o las dificultades para expresarse o para llevar a cabo las tareas cotidianas, según han sugerido los resultados de algunos estudios, y una nueva investigación ha asociado un agravamiento de los síntomas de ansiedad con niveles cerebrales elevados de beta amiloide, la proteína cuya acumulación se considera una de las causas del alzhéimer.

En el estudio, realizado por científicos del Hospital Brigham and Women's (Estados Unidos), y publicado en The American Journal of Psychiatry, se analizó la relación entre la presencia de beta amiloide en el cerebro y medidas longitudinales de depresión y síntomas depresivos, centrándose en signos específicos como la ansiedad, en 270 personas cognitivamente normales, con edades comprendidas entre los 62 y los 90 años.

De confirmarse que la ansiedad es un indicador precoz de alzhéimer, ayudaría a identificar a los pacientes en la etapa inicial de la enfermedad

Niveles elevados de beta amiloide, asociados a mayor ansiedad

Nancy Donovan, psiquiatra geriátrica del citado hospital y autora del trabajo, ha explicado que en comparación con otros síntomas de depresión como la tristeza o la falta de interés, se observó que los síntomas de ansiedad se incrementaban con el tiempo en los adultos mayores con los niveles más elevados de beta amiloide en el cerebro, un hallazgo que sugiere que el agravamiento de los síntomas de ansiedad o depresión puede ser un signo temprano de que existe una mayor acumulación de beta amiloide en el cerebro y, al mismo tiempo, indicar la presencia de alzhéimer en fase preclínica.

La especialista ha añadido que si estudios adicionales confirman que la ansiedad es un indicador precoz de la aparición de alzhéimer, esto no solo resultaría clave para identificar a los pacientes en una etapa inicial de la enfermedad –cuya fase preclínica se puede prolongar durante más de diez años antes de manifestar los primeros síntomas de deterioro cognitivo–, sino que se podría comenzar a tratar a estas personas cuanto antes para intentar ralentizar el progreso de esta demencia.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD