PUBLICIDAD

Bebés y niños
Leches de crecimiento
Las leches de crecimiento, surgidas como un intermedio entre la leche de continuación y la leche de vaca, despiertan cierta controversia sobre su utilidad y beneficios. Descubre qué les aportan para que puedas decidir.
Escrito por Arantza Ruiz de las Heras, Dietista-Nutricionista, Complejo hospitalario de Navarra

Indicaciones de uso de la leche de crecimiento

Preparación de un biberón añadiendo al agua leche de crecimiento en polvo

El pediatra debe valorar la conveniencia de que el niño tome leche de crecimiento en lugar de leche de vaca.

Pueden existir determinados casos de niños en los que esté más indicado o recomendado el uso de leches de crecimiento: estricto control proteico, polialergias alimentarias que limiten tanto la dieta que sea beneficiosa la suplementación de este tipo de leche, problemas digestivos para la introducción de la leche de vaca que recomienden una progresión más lenta, etcétera. Sin embargo, son casos puntuales que no deberían recabar en la generalidad.

Un aclaración para los padres: ante otro tipo de alteraciones, como la alergia a proteínas de la leche de vaca o la intolerancia a la lactosa, las leches de crecimiento no están indicadas porque también provienen de leche de vaca.

Siempre debería ser su pediatra o especialista en digestivo o nutrición la persona encargada de resolver sus dudas acerca de la alimentación de su pequeño y valorar la idoneidad de tomar leche de crecimiento en lugar de leche de vaca.

Consejos para el consumo de leches de crecimiento

Sin embargo, si, por cualquier motivo, eliges ofrecer leches de crecimiento a tu hijo debería tener en cuenta estos aspectos:

  • En caso de que la leche de crecimiento se presente en forma de polvo, realizar la reconstitución con sumo cuidado, añadiendo la cantidad de agua y polvo que se indica en el envase.
  • Conocer que la presentación líquida de la leche de continuación es más cómoda porque no requiere preparación, pero se debe desechar el envase si está abierto y su consumo no se realiza en poco tiempo.
  • Valorar la cantidad de azúcares que contiene la leche de crecimiento y comparar diversas marcas para ver la variabilidad y escoger la más adecuada.
  • Evaluar la presencia de otros elementos extra que puedan dar un valor añadido a la toma de la leche de crecimiento.
  • No siempre más es mejor. No siempre más precio indica mejor calidad, por lo que si va a ser tu elección conviene dedicar un tiempo a mirar etiquetados y comparar contenidos nutricionales.
  • Si ante el año de vida se ofrece al niño leche de crecimiento, se puede progresar hacia la leche de vaca en cualquier momento, y no es necesario esperar hasta los tres años.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

x10
se ha multiplicado en 40 años el número de niños y adolescentes obesos en el mundo
'Fuente: 'Imperial College London y la Organización Mundial de la Salud (OMS)''

PUBLICIDAD