PUBLICIDAD

Cómo aprovechar las sobras
A pesar de la crisis, un tercio de la comida que se produce acaba en la basura. En la era de la tartera, te enseñamos cómo planificar tus menús y aprovechar tus sobras para que tu cocina no tenga desperdicio.
Escrito por Adriana Hernández, Social Media Manager y periodista experta en nutrición y vida sana

Las tres reglas para reaprovechar los alimentos

El aprovechamiento de los alimentos es útil, pero no todo vale. Sobras sí, pero con calidad. Hay tres reglas fundamentales antes de pasar a la elaboración de los nuevos menús.

  1. Orden y limpieza: mantén la nevera, el congelador y la despensa perfectamente limpios y ordenados. Desecha las salsas que se han servido en la mesa, y si sobran alimentos de la comida, guárdalos fríos en la nevera pasándolo antes a un recipiente adecuado. Estos deben ser herméticos, transparentes, que sean aptos para el microondas y con la fecha de la preparación a la vista. Si son verduras o frutas enteras, colócalas en bolsas agujereadas. Y las latas abiertas cámbialas por recipientes de plástico o vidrio.
  2. Cumple los tiempos: el tiempo que pueden estar los alimentos más perecederos en nuestra nevera para que estén siempre en perfectas condiciones es, como norma general: 24 horas para el marisco, 48 horas para el pescado fresco y para platos cocinados, y tres o cuatro días para la carne.
  3. Higiene en la cocina: si sobra comida, divídela en recipientes más pequeños para que se enfríe antes, tápala y refrigérala. No dejes que pasen más de dos horas a temperatura ambiente o más de una hora si la temperatura es mayor de 30 ºC. Una vez en frío, consúmelas en tres, cuatro días. Si vas a tardar más, congélalo. Lo que congeles debes consumirlo antes de tres, cuatro meses. Nunca vuelvas a congelar sobras que ya habías descongelado.

Ya tienes ideas para que el tirar se acabe de una vez por todas. Ya nos lo decían nuestras abuelas, “la comida no se tira”.

Actualizado: 18 de Junio de 2019

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD