PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

El sofrito ayuda a prevenir el cáncer y otras patologías

El sofrito con aceite de oliva, cebolla, ajo y tomate, base de muchos platos típicos de la dieta mediterránea, contiene sustancias antioxidantes, que ayudan a prevenir el cáncer y las enfermedades cardiovasculares.
El sofrito ayuda a prevenir el cáncer y otras patologías

Sofrito casero

13 de Noviembre de 2013

El sofrito a base de aceite de oliva, cebolla, ajo y tomate, y que es muy utilizado como base para preparar muchos platos típicos de la dieta mediterránea, contiene sustancias antioxidantes, como polifenoles y carotenoides, que pueden ayudar a prevenir patologías como el cáncer y las enfermedades cardiovasculares.

A esta conclusión han llegado investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBERobn) y la Universidad de Barcelona tras realizar un estudio –publicado en la revista Food Chemistry–, en el que analizaron diez tipos de sofritos comerciales, empleando para ello una técnica de espectrometría de masas de alta resolución.

Los alimentos presentes en el sofrito contienen sustancias como los polifenoles y los carotenoides, que pueden ayudar a prevenir algunos tipos de cáncer y trastornos cardiovasculares

Los investigadores –que afirman que los resultados del trabajo se pueden extrapolar a los sofritos caseros– observaron que había al menos 40 tipos de polifenoles, vitamina C y carotenoides en los alimentos analizados, y comprobaron que la ingesta de 120 gramos diarios de sofrito aportaba entre 16 y 24 miligramos de polifenoles y entre 6 y 10 miligramos de carotenoides.

Otros estudios ya han demostrado que el consumo de carotenoides como el licopeno contribuye a prevenir el cáncer de próstata, mientras que la ingesta de alimentos ricos en betacaroteno ayuda a disminuir la incidencia de cáncer de pulmón.

Los científicos han comprobado que al unirse los alimentos que componen el sofrito se suman las sustancias biosaludables que cada uno de ellos contiene. Ahora, su objetivo es determinar cuál es la proporción ideal de estos cuatro ingredientes para que el conjunto resulte lo más saludable posible. De momento, creen que un 10% de aceite de oliva extra virgen resulta muy conveniente para mejorar las propiedades del sofrito.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

5%
de reducción de la vacunación del sarampión en niños de 2 a 11 años puede triplicar su incidencia en estas edades
'Fuente: 'Universidad de Stanford y Escuela de Medicina Baylor (Estados Unidos)''