PUBLICIDAD

Ejercicio y deporte
Snowboard
Surfear lejos de las olas es posible si te decides por el snowboard, el deporte de moda en las estaciones de esquí. Conoce sus diferentes modalidades, sus beneficios, y el material necesario para su práctica.
Escrito por Laura Saiz, Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar

Modalidades de snowboard

Da envidia ver cómo algunas personas se deslizan en la nieve como si hubieran nacido con la tabla pegada a sus pies. Sin embargo, todo lleva su tiempo, y es importante aprender las pautas básicas del snowboard antes de aventurarnos a la práctica de cualquiera de sus modalidades.

Según Sergio Canós, profesor de snowboard de la escuela de esquí y snowboard Aramón Valdelinares, antes de iniciarse en lo que ya propiamente se entiende como snowboard, en cualquiera de sus modalidades, debemos “aprender los movimientos que definen los virajes, control de velocidad, posicionamiento y equilibrio” y, una vez hecho esto, seguir practicándolos hasta casi llegar a automatizarlos.

Hay muchas modalidades de snowboard, pero los cuatro grandes grupos que las engloban son las siguientes:

  • Freestyle

    Freestyle

    Esta es la más popular de todas las disciplinas debido a su espectacularidad. Esta modalidad, que está indicada para principiantes y es muy practicada por snowboarders jóvenes, consiste en la ejecución de diferentes trucos y cabriolas con la tabla. Según Sergio Canós, las personas que se inician en ella tienen que hacer una introducción para aprender que “consistiría en hacer una pequeña introducción a los saltos, giros en el suelo y aire, cajones y barandillas; incrementando la altura, velocidad y cantidad de giros, a medida que se progresa”. De todos modos, dentro del freestyle nos encontramos con el slopestyle, el halfpipe, el quarterpipe y el big air, modalidades que requieren un gran nivel de snowboard.

  • Freeride

    Freeride

    Consiste en deslizarse ‘fuera de pista’; es decir, aventurarse por zonas que no han sido tratadas, salvajes. Al igual que el freestyle está indicado para principiantes, pero la diferencia principal radica en que esta disciplina es practicada por gente de cualquier edad. También es adecuado realizar una introducción previa en zonas que se adecuen al nivel en espacios colindantes a las pistas para, progresivamente, aumentar la dificultad, ya que requiere una técnica perfectamente depurada que se consigue a base de practicar.

  • Snowboard alpino

    Snowboard alpino

    Considerado descenso en carrera, tiene como modalidades el slalom, el slalom paralelo y el freecarve. Al igual que los dos anteriores lo pueden practicar principiantes, y lo realizan personas de cualquier edad, aunque requiere un buen estado físico porque son modalidades con descensos largos y técnicos. Y es que se debe aumentar paulatinamente el nivel de dificultad del paso entre palos, puesto que, cuanta más práctica se tenga, más velocidad y más dificultad se podrán aplicar a esta disciplina.

  • Snowboard para expertos

    Snowboard para expertos

    Entre ellas está el snowboardcross que consiste en una competición donde varios riders (suelen ser cuatro) salen a la vez en una carrera de velocidad hasta la meta; el trazado suele ser estrecho, con saltos, giros, etcétera. También está el snowboard de montaña y extremo, que está pensado para los auténticos aventureros que tengan un dominio altísimo del snowboard y del montañismo, ya que supone realizar grandes descensos por zonas escarpadas y no preparadas expresamente para la práctica del snowboard o del esquí.

Actualizado: 5 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Laura Saiz

Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar
Laura Saiz

PUBLICIDAD

Salud en cifras

20%
se reduce el riesgo de estrés si te desplazas en bicicleta a trabajar o a estudiar
'Fuente: 'l Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal)''

PUBLICIDAD