PUBLICIDAD

Alzhéimer canino
El síndrome de disfunción cognitiva (SDC) o alzhéimer canino es una enfermedad que provoca alteraciones de conducta en los perros. Aprende a identificar sus síntomas y cuál es el mejor tratamiento para tu mascota.
Escrito por María Bayón Piedrabuena, Veterinaria clínica de pequeños animales

Síntomas para identificar si tu perro sufre alzhéimer

Perro con Alzhéimer canino y su dueño

Uno de los síntomas del Alzhéimer canino es que dejan de tener ganas de caricias.

No siempre es fácil identificar si nuestro perro sufre alzhéimer. Y es que, la degeneración progresiva del sistema nervioso provoca una serie de cambios en la conducta del animal, aunque no tienen por qué aparecer todos, ni al mismo tiempo. En todo caso, estos son los síntomas de síndrome de disfunción cognitiva más comunes para saber si tu perro lo sufre:

  • Alteración de la conducta social: dejan de mostrar interés por los mimos de su propietario; no acuden a saludar con entusiasmo cuando llega a casa o, por el contrario, sienten más apego de lo habitual.
  • Pérdida de memoria y desorientación: dejan de reconocer a su dueño o familiares, no aprenden nuevos trucos, u olvidan los que ya sabían; incluso vuelven a hacer sus necesidades dentro de casa. También pueden perderse en lugares conocidos, durante el paseo o en casa.
  • Alteración del sueño: durante el día duermen más de lo habitual, y por la noche no concilian el sueño.
  • Apatía o ansiedad: en algunos casos se muestran mucho menos activos, incluso ya no responden a los estímulos como antes, y en otros todo lo contrario, están más irritables, destrozan objetos o muebles, ladran o aúllan, y desarrollan ansiedad por separación o conductas estereotipadas.
  • Disminución o aumento del apetito.

Hay que tener en cuenta que algunos de estos cambios en la conducta del perro senil también pueden observarse si padecen otras enfermedades; por ejemplo, los perros con osteoartritis o enfermedad periodontal pueden mostrar rechazo al contacto, irritabilidad, o aullar por dolor. En algunos trastornos endocrinos, como el síndrome de Cushing o la diabetes, los perros suelen comer con más ansiedad, orinar en casa, o experimentar alteraciones en su ciclo de sueño. Por este motivo, es fundamental consultar con el veterinario si observas alguno de estos signos en tu mascota.

Actualizado: 20 de Noviembre de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD