PUBLICIDAD

Mascotas
Tos de las perreras
Los perros también pueden contraer “gripe”. Te explicamos cómo se contagia y cómo detectar los síntomas de la tos de las perreras, una enfermedad común en nuestros canes, que se puede prevenir con la vacunación.
Escrito por María Bayón Piedrabuena, Veterinaria clínica de pequeños animales

Tratamiento y cuidados del perro con tos de las perreras

Tratamiento y cuidados del perro con tos de las perreras

Los primeros días del tratamiento los perros deben comer alimentos blandos.

La traqueobronquitis infecciosa canina o tos de las perreras está causada por agentes bacterianos y víricos que irritan la mucosa de la laringe, la tráquea y los bronquios del can. Por eso, el tratamiento de esta enfermedad similar a la gripe para los perros debe ir encaminado a eliminar los agentes infecciosos y paliar los síntomas relacionados con la inflamación, fundamentalmente la tos. Para lograrlo, tu veterinario pautará a tu mascota el tratamiento más adecuado en función de la gravedad del cuadro.

Por una parte, los fármacos antiinflamatorios reducirán la irritación del tracto respiratorio y, en consecuencia, disminuirá la tos del perro. En algunos casos, los antitusígenos pueden ser útiles si la tos seca es muy fuerte. Por otro lado, los antibióticos serán necesarios para combatir la infección bacteriana por Bordetella bronchiseptica. Recuerda que solo un profesional veterinario es el que puede diagnosticar y determinar el tratamiento óptimo para tu perro. No mediques a tu mascota por tu cuenta, podría ser perjudicial.           

Cuidados del perro con tos: terapias complementarias

Si tu perro ha sido diagnosticado de tos de perreras puede salir a pasear con normalidad, pero es mejor evitar grandes esfuerzos y es útil sustituir el uso del collar por un arnés, ya que al tirar de la correa, el collar ejerce presión directamente sobre la tráquea y se provoca fácilmente el reflejo de tos.

En cuanto a su nutrición durante este periodo gripal, recuerda dejar agua limpia a su disposición y aportarle alimento blando los primeros días del tratamiento para evitar que tenga molestias al deglutir.

Existen tratamientos complementarios que ayudan a tu perro a mantener en un estado óptimo su sistema inmunológico y ayudarle a prevenir y combatir las infecciones. Actualmente, puedes encontrar suplementos vitamínicos, con aminoácidos o nucleótidos específicos para animales de compañía. La fitoterapia con Echinacea puede potenciar el sistema inmunológico. Un veterinario especialista te orientará acerca de este tipo de terapias naturales.

Prevención de la tos de las perreras

Por el comportamiento social y explorador de los perros es muy difícil controlar la exposición a agentes infecciosos de cualquier clase, pero no podemos privarles del paseo, el juego o la socialización con otros perros. Afortunadamente, la vacunación puede ayudarnos a prevenir muchas enfermedades infectocontagiosas.

La tos de las perreras está extendida por toda la geografía peninsular y la vacuna frente a la traqueobronquitis infecciosa se está incluyendo en los planes vacunales caninos. Existen vacunas frente a Bordetella bronchiseptica, el Adenovirus tipo 2 y la Parainfluenza. Se pueden aplicar desde las 8 semanas de vida y generalmente son necesarias dos dosis y la revacunación anual para mantener su eficacia. Con ello, conseguiremos que el organismo pueda eliminar los agentes infecciosos más rápidamente y evitar el desarrollo de la enfermedad.

El riesgo de contraer la tos de las perreras es mayor en concentraciones caninas, por lo que es conveniente evitar estos lugares si nuestro perro no está vacunado. Además suele ser un requisito previo a la entrada en muchas residencias caninas. Pide cita con tu veterinario para que te oriente sobre la pauta de vacunación más adecuada para tu perro. 

Actualizado: 13 de Diciembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD