PUBLICIDAD

El compromiso paterno en la educación mejora el rendimiento académico

El aprendizaje de los niños mejora cuando los padres colaboran con los profesores en su educación, una participación que se potencia cuando la escuela mantiene informados a los padres del rendimiento de sus hijos.
Escrito por: Caridad Ruiz

24/09/2019

Madre ayudando a su hijo a realizar sus tareas para mejorar su rendimiento académico

La colaboración conjunta entre padres y escuela favorece el aprendizaje de los niños en todas las edades, e independientemente de la situación económica de su entorno, según un estudio británico. En concreto, una comunicación fluida entre el colegio y el hogar, con informaciones personalizadas y accesibles sobre el progreso de los hijos utilizando mensajes de texto tiene un efecto positivo en el rendimiento académico de los escolares. A esta conclusión ha llegado una investigación realizada en los centros educativos de Reino Unido por las universidades de Plymouth y Exeter (Reino Unido), que encargó la Education Endowment Foundation.

El estudio también señala que las políticas y las campañas de alfabetización familiar y lectura en verano pueden ayudar a mejorar formación académica de los niños pequeños especialmente en los entornos con una realidad socioeconómica desfavorable.

Las escuelas deben mejorar la comunicación entre maestros y padres

En las conclusiones del estudio, los investigadores para fomentar la participación de los padres en la escuela recomiendan que los centros educativos trabajen para mejorar los canales de comunicación con los padres, para lo que es necesario instruir a los maestros en esta materia. También reconocen que, para ello, se necesitan más recursos financieros.

Una comunicación fluida entre el colegio y el hogar, con informaciones personalizadas y accesibles sobre el progreso de los hijos, tiene un efecto positivo en el rendimiento académico

Este trabajo tenía dos partes principales. Por un lado, los investigadores revisaron los estudios internacionales que existen sobre la influencia que tiene la implicación de los padres en la educación de los hijos en la adquisición de conocimientos. Una segunda parte se basaba en analizar los resultados de una encuesta que se remitió a las escuelas de infantil, primaria y secundaria, a la que contestaron 183 centros. Al mismo tiempo se realizaron 20 entrevistas con los responsables educativos para saber qué políticas se llevan a cabo en las escuelas británicas para fomentar el compromiso de los padres y comprender mejor los resultados de la encuesta.

El estudio demostró que un 72% de las escuelas que respondieran a la encuesta no tenían una política de participación de los padres o tutores, pero el 80% de los encuestados consideran que la responsabilidad de fomentar esa participación recaía sobre el personal docente y no docente de las escuelas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD