Una buena higiene no tiene por qué afectar a la inmunidad infantil

Existe la creencia de que estar expuesto a ciertos microorganismos durante los primeros años de vida hace que se desarrolle mejor el sistema inmunológico, ahora un estudio ha descubierto que la higiene no compromete la inmunidad.
Escrito por: Natalia Castejón

08/07/2021

Higiene no afecta la inmunidad infantil

Son muchas las personas que creen que, en comparación con épocas pasadas, existe un exceso de higiene y limpieza en la sociedad de hoy en día, algo que piensan podría afectar a la salud de los niños, al no estar expuestos en la infancia a ciertos microorganismos que se presupone podría contribuir al desarrollo del sistema inmunológico, es lo que se conoce como ‘hipótesis de la higiene’. Sin embargo, el resultado de una investigación realizada por científicos del University College of London (UCL) y del London School of Hygiene & Tropical Medicine acaba de desterrar dicha teoría. O al menos, la ha puntualizado.

El estudio, publicado en el Journal of Allergy and Clinical Immunology, ha matizado la creencia de que cuidar en exceso la higiene de los niños les hace tener más infecciones, alergias y otras enfermedades ligadas a un sistema inmune más débil. Es cierto que necesitamos aportes microbianos para configurar nuestro sistema inmunológico y metabólico, pero según los autores del trabajo estos se pueden obtener de manera natural en actos cotidianos, sin descuidar, eso sí, una buena limpieza de manos y superficies. El problema se encuentra en llevar esa higiene al extremo.

Existe una asociación entre la limpieza en casa y las alergias, pero no se deben a la exposición a microorganismos, sino por estar en contacto con productos de limpieza

Graham Rook, investigador principal del estudio ha explicado que “los organismos que pueblan nuestro intestino, piel y vías respiratorias también juegan un papel importante en el mantenimiento de nuestra salud hasta la vejez: por lo que durante toda la vida necesitamos estar expuestos a estos microorganismos beneficiosos, derivados principalmente de nuestras madres, otros miembros de la familia y el entorno natural”.

Las vacunas también fortalecen nuestro sistema inmune

En el estudio se han señalado cuatro factores importantes relacionados con la higiene y el sistema inmunológico. El primero de ellos es que los microorganismos que se pueden encontrar hoy en día en los hogares no son, en gran medida, los que necesitamos para desarrollar una buena inmunidad.

En segundo lugar, las vacunas además de protegernos de la infección para la que están creadas, ayudan a fortalecer nuestro sistema inmunológico, por lo que ahora sabemos que no tenemos que arriesgarnos a estar expuestos a los patógenos de manera directa. El tercer factor indica que los microorganismos presentes en el medioambiente son especialmente importantes para nuestra salud, por lo que no tienen relación con la limpieza y la higiene doméstica.

“La exposición a nuestras madres, miembros de la familia, el medioambiente natural y las vacunas puede proporcionar todos los insumos microbianos que necesitamos”

Por último, los estudios recientes indican que existe una asociación entre la limpieza en casa y los problemas de alergias, pero no se deben a la exposición a microorganismos, sino por estar en contacto con los productos de limpieza, que entran en los pulmones y favorecen el desarrollo de alergias.

“Por lo tanto, limpiar la casa es bueno y la higiene personal es buena, pero para evitar la propagación de la infección, debe dirigirse a las manos y las superficies involucradas con mayor frecuencia en la transmisión de infecciones. La exposición a nuestras madres, miembros de la familia, el medioambiente natural y las vacunas puede proporcionar todos los insumos microbianos que necesitamos. Estas exposiciones no están en conflicto con la higiene o limpieza selectiva”, aclara Rook.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD