Comer carne menos de 5 veces por semana reduciría el riesgo de cáncer

Las dietas ricas en frutas y verduras y en las que se elimina la carne, como la vegetariana o pescetariana, o se limita su ingesta a cinco o menos veces por semana, podrían reducir el riesgo de cáncer de colon, próstata, mama…
Escrito por: Natalia Castejón

25/02/2022

Chica joven comiendo carne

El cáncer provocó en 2020 unos 10 millones de muertes en todo el mundo, convirtiéndose en una de las principales causas de fallecimiento a nivel mundial. Muchos estudios indican que la dieta podría ser una pieza clave en el desarrollo de esta enfermedad, y en concreto se ha señalado a la carne roja y procesada como principales alimentos a evitar para prevenirla. Ahora un estudio muestra que prescindir de las carnes en la dieta habitual o limitar su consumo a cinco o menos veces a la semana podría reducir el riesgo de desarrollar cáncer.

PUBLICIDAD

La investigación ha sido realizada por miembros de la Unidad de Epidemiología del Cáncer (CEU) del Oxford Population Health, que reunió datos de más de 472.000 personas de entre 40 y 69 años de Reino Unido, que emplearon para relacionar las características de su dieta con el riesgo de cáncer durante un promedio de 11 años. En función del tipo de dieta se establecieron cuatro grupos: carnívoros habituales (carne más de cinco veces a la semana), carnívoros bajos (cinco o menos ingestas a la semana), pescetarianos (no comen carne, pero sí pescado) y vegetarianos (ni carne ni pescado en la dieta).

Los resultados, dados a conocer en la revista BMC Medicine, indicaron que hubo 54.961 diagnósticos de cáncer, de los cuales 9.501 eran de próstata, 7.537 de mama posmenopáusica y 5.882 colorrectal, entre otros. Las evidencias demostraron que los individuos que consumían poca carne tenían un 2% menos riesgo de cáncer que los que tomaban este alimento de manera habitual.

“Nuestro estudio encontró que ser un poco carnívoro, pescetariano o vegetariano se asoció con un riesgo significativamente menor de todo tipo de cáncer”

Ese porcentaje era del 10% menos en los pescetarianos y hasta del 14% menos en el caso de los vegetarianos. Esto supone que la reducción en los diagnósticos de cáncer para el grupo de vegetarianos fue de 13 menos por cada 1.000 personas durante 10 años, en comparación con los carnívoros regulares. El riesgo de cáncer de próstata se redujo de manera importante tanto en vegetarianos (un 31% menos que los carnívoros habituales), como en pescetarianos.

PUBLICIDAD

Hasta un 43% menos riesgo de cáncer colorrectal en vegetarianos

Además, el cáncer de mama posmenopáusico se redujo un 18% en las vegetarianas, en comparación con las carnívoras habituales. No obstante, unos análisis hechos de forma adicional indicaron que la mayor parte de esta bajada en el riesgo de cáncer se debió a que las vegetarianas tenían una masa corporal promedio más baja, en comparación con las carnívoras regulares.

El cáncer de mama posmenopáusico se redujo un 18% en las vegetarianas, pero podría ser porque su índice de masa corporal era más bajo que el de las carnívoras

En los hombres se encontró que el riesgo de cáncer colorrectal fue menor si comían poca carne (11% menos), si eran pescetarianos (31% menos) o si eran vegetarianos (43%). Sin embargo, no se notificó una diferencia aparente en el riesgo para las mujeres con ninguno de estos grupos de alimentación.

PUBLICIDAD

Según explican desde la universidad, los autores no encontraron evidencia significativa de que estos resultados fueran impulsados por diferencias en la testosterona y el factor de crecimiento similar a la insulina-1 (IGF-1), dos hormonas que se han relacionado con el desarrollo de cáncer, aunque sí se encontró que los niveles de IGF-1 eran un poco más bajos en los vegetarianos.

“Nuestro estudio encontró que ser un poco carnívoro, pescetariano o vegetariano se asoció con un riesgo significativamente menor de todo tipo de cáncer. Pero aún no está claro si estas diferencias se deben a factores dietéticos o a efectos no dietéticos, ya que las diferencias en el uso de los servicios de salud, incluida la detección del cáncer, también pueden haber influido en nuestros hallazgos. Se necesitan investigaciones futuras que evalúen el riesgo de cáncer en cohortes con un mayor número de vegetarianos para explorar con mayor detalle las posibles explicaciones de estas diferencias observadas”, ha aclarado Cody Watling, líder de la investigación.

Actualizado: 25 de febrero de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD