Tomar café y té podría reducir las tasas de ictus y demencia

Un estudio chino asocia el consumo de entre 2 y 3 tazas de café o de 3 a 5 de té con menos riesgo de padecer un accidente cerebrovascular, como un ictus, y menos probabilidades de desarrollar una demencia posterior.
Escrito por: Natalia Castejón

17/11/2021

Café y té: menos riesgo ictus y demencia

Cada vez son más los beneficios que se le otorgan al consumo de café, una de las bebidas más consumidas y una de las más asequibles en el mundo. Un estudio reciente se ha unido a la divulgación de estas bondades, pues indica que beber café o cada día podría proteger frente a la demencia o a los accidentes cerebrovasculares como los ictus.

Tomar 2 o 3 tazas de café o de té al día reduce un 32% el riesgo de accidente cerebrovascular y un 28% el de demencia

La investigación, que ha sido llevada a cabo por la Universidad Médica de Tianjin (China), ha revelado las cantidades necesarias para que el café y el té tengan esas propiedades protectoras. Por tanto, indica que son de 2 a 3 tazas de café, de 3 a 5 tazas de té o una combinación de 4 a 6 tazas de ambas las que podrían reducir el riesgo de ictus o de demencia.

Los hallazgos concretos del estudio, publicado en la revista PLoS Medicine, indicaron que tomar 2 o 3 tazas de café o de té al día reducía un 32% el riesgo de accidente cerebrovascular y un 28% menos las probabilidades de desarrollar demencia, todo ello comparado con aquellos que no tomaban ninguno de los dos tipos de bebida.

10% de las muertes mundiales por accidentes cerebrovasculares

Además, se observó un menor riesgo de demencia tras un accidente cerebrovascular en los que tomaban café solo o en combinación con té. Esto supone una buena noticia, pues se estima que aproximadamente el 10% de las muertes que se producen en todo el mundo se deben a los accidentes cerebrovasculares, pues la mayoría de los casos tienen finales trágicos.

El estudio se ha llevado a cabo gracias a los datos de consumo de café y té de 365.682 personas de entre 50 y 74 años de edad que pertenecían al Biobanco del Reino Unido. Del total, 5.079 desarrollaron demencia y 10.053 tuvieron al menos un accidente cerebrovascular en los 10 años de promedio que duró el seguimiento del estudio.

Sin embargo, los autores han indicado una pequeña desventaja del estudio, y es que los participantes del Biobanco pertenecen a una muestra de personas sanas, en relación a la población general, por lo que los resultados podrían no ser los mismos si se analizase en otro grupo de personas con patologías previas o problemas de salud.

Aun así, los investigadores, liderados por Yuan Zhang, insisten en que “nuestros hallazgos sugirieron que el consumo moderado de café y té por separado o en combinación se asoció con un menor riesgo de accidente cerebrovascular y demencia”. Se deben llevar a cabo más investigaciones en otros grupos de personas antes de sacar conclusiones definitivas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD