Tomar café podría ayudar a reducir el riesgo de desarrollar alzhéimer

Descubren otro beneficio más de la ingesta diaria de café, pues al parecer tomarlo en grandes cantidades podría prevenir la aparición de deterioro cognitivo leve, que suele preceder a la enfermedad de Alzheimer.
Escrito por: Natalia Castejón

24/11/2021

El café podría prevenir el alzhéimer

Prevenir el alzhéimer, es uno de los nuevos beneficios que se le ha atribuido a la ingesta de café. Un estudio de la Universidad Edith Cowan (Australia) ha llegado a esta conclusión tras un análisis del consumo de esta bebida y del riesgo de deterioro cognitivo leve en más de 200 australianos durante una década.

Tomar dos tazas de café al día podría reducir el deterioro cognitivo en un 8% y hasta un 5% en la acumulación de amiloide en el cerebro tras 18 meses

Así, la investigación basada en imágenes, biomarcadores y el análisis del estilo de vida y envejecimiento ha revelado que aquellas personas que tomaban cantidades más altas de café tenían mejores resultados en las pruebas relacionadas con la función cognitiva, concretamente con la función ejecutiva que incluye las tareas de autocontrol, planificación y atención.

Otro de los resultados del estudio, que se han publicado en la revista Frontiers in Aging Neuroscience, indicó que una mayor cantidad de café ingerido también estaba asociado a una reducción en la acumulación de la proteína amiloide en el cerebro, que se va almacenando formando placas que promueven la aparición de la enfermedad de Alzheimer.

Dos tazas de café al día para evitar el alzhéimer

“Es algo simple que la gente puede cambiar. Podría ser particularmente útil para las personas que están en riesgo de deterioro cognitivo pero que no han desarrollado ningún síntoma. Podríamos desarrollar algunas pautas claras que las personas puedan seguir en la mediana edad y, con suerte, podría tener un efecto duradero”, augura la Dra. Samantha Gardener, principal autora del estudio.

También han indicado las cantidades recomendadas de café que se tienen que tomar para poder obtener estos beneficios. Y es que, si solo se toma una taza al día, y este recipiente es de 240 g (240 ml), la autora recomienda que se aumente a dos tazas al día. Hacerlo, explica, “podría reducir el deterioro cognitivo en un 8% después de 18 meses y hasta un 5% en la acumulación de amiloide en el cerebro durante el mismo periodo de tiempo”.

Sin embargo, el estudio cuenta con un problema, y es que no pudieron diferenciar si el café que habían tomado los participantes era con o sin cafeína, ni el modo de preparación, la presencia de leche o azúcar. Por tanto, todavía no se deben sacar conclusiones precipitadas y se deben realizar más investigaciones al respecto para conocer más sobre la relación entre el consumo de café y la función cerebral.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD