Así afecta a los hijos sufrir obesidad y diabetes durante el embarazo

Los niños cuyas madres presentaron obesidad o diabetes durante el embarazo son más propensos a desarrollar diabetes, obesidad o enfermedades cardiovasculares tanto durante la infancia y adolescencia como al llegar a adultos.
Escrito por: Eva Salabert

12/05/2023

Mujer obesa embarazada junto a su hijo

El estado metabólico de la mujer durante el embarazo puede afectar a la salud de su bebé durante toda su vida, ya que una nueva investigación realizada por científicos españoles ha revelado que si la embarazada presenta obesidad o diabetes su hijo desarrolla alteraciones epigenéticas que le predisponen a sufrir enfermedades como diabetes, obesidad o los trastornos cardiovasculares que se producen a consecuencia de estas patologías, y no solo tienen mayor riesgo de padecer estos problemas de salud durante la infancia y adolescencia, sino que este riesgo se mantiene durante la vida adulta.

PUBLICIDAD

El estudio ha sido realizado por investigadores españoles y en él han participado pediatras del Hospital General de Valencia, que pertenece al área del CIBER de Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición del Centro de Investigación Biomédica en Red (CIBEROBN), la Universidad de València y el Instituto de Investigación Sanitaria INCLIVA de València, en colaboración con el Grupo de Epigenética del Cáncer y Nanomedicina (CINN-CSIC), la Universidad de Oviedo y el área de Enfermedades Raras del CIBER (CIBERER).

En el estudio se describen alteraciones epigenéticas en los descendientes, más allá del nacimiento, que se asocian a la condición metabólica de la madre durante la gestación. Estos cambios químicos influyen en la regulación de los genes, y su alteración está relacionada con el desarrollo de numerosas enfermedades que constituyen un importante problema de salud pública, como la obesidad. Sus resultados se han publicado en Cardiovascular Diabetology.

“La obesidad materna y la diabetes gestacional pueden condicionar la salud de la descendencia, desde la infancia hasta la vida adulta, aumentando el riesgo de comorbilidades que reducen calidad y esperanza de vida”

“El embarazo es un periodo fundamental en la vida de los seres humanos que repercute activamente en el desarrollo de la descendencia, y su predisposición a la aparición futura de enfermedades cardiometabólicas. Trastornos como la obesidad materna y la diabetes gestacional pueden condicionar la salud de la descendencia, desde la infancia hasta la vida adulta, aumentando el riesgo de comorbilidades que reducen calidad y esperanza de vida”, ha explicado Empar Lurbe, Investigadora Principal del CIBEROBN en el Grupo de Investigación para la Prevención del Riesgo Cardiovascular en Niños y Adolescentes de INCLIVA.

PUBLICIDAD

Mario Fraga, investigador del CIBERER y otro de los coordinadores del estudio en la Universidad de Oviedo, afirma que “la obesidad materna durante el embarazo puede llegar a afectar al 30% de las gestantes, con las repercusiones derivadas para los sistemas sanitarios y sus políticas de salud pública. Sin embargo, más allá de las evidencias epidemiológicas, se desconocen las causas moleculares responsables de estos efectos negativos en la salud de la descendencia”.

Alteraciones moleculares en el bebé vinculadas al estado de la madre

Los investigadores analizaron a un grupo de niños de ambos sexos nacidos de mujeres que habían presentado obesidad, u obesidad con diabetes gestacional, durante su embarazo. El estudio ha incluido el seguimiento longitudinal, que se ha realizado a lo largo del primer año de vida en el Servicio de Pediatría del Hospital General de València, y que ha permitido identificar las huellas moleculares que hacen que las madres sean capaces de influir en el genoma de su descendencia de manera continuada en el tiempo.

PUBLICIDAD

Estos científicos han explicado que este estudio es un nuevo ejemplo de cómo el ambiente interacciona con nuestros genes. En este caso, los resultados indican que el estado de salud y la condición metabólica de la embarazada pueden condicionar el estado de salud de los hijos de forma persistente, lo cual puede tener importantes implicaciones en cuestiones de salud pública. Sus resultados son la primera evidencia de que el ambiente intrauterino y, específicamente, la obesidad y la diabetes gestacional, son capaces de reprogramar los patrones de metilación de la descendencia de manera persistente, más allá del nacimiento.

Las alteraciones afectan a genes que forman parte de rutas reguladoras del metabolismo de los ácidos grasos, la señalización cardiovascular o la bioenergética mitocondrial, procesos claves en la obesidad y la diabetes mellitus. Ser capaz de detectar estas alteraciones en sangre periférica refuerza la idea de que el metabolismo materno presenta efectos a nivel sistémico sobre el desarrollo infantil.

PUBLICIDAD

Empar Lurbe, Investigadora Principal de Grupo del CIBEROBN y Mario Fraga del CIBERER, ambos responsables del estudio, destacan la relevancia del Instituto de Salud Carlos III y el CIBER como herramienta clave para la colaboración estrecha del personal  investigador que, en este caso, ha permitido identificar alteraciones moleculares en recién nacidos que dependen del estado metabólico de la madre y que, por tanto, pueden ayudar a desarrollar estrategias de prevención que contribuyan a mejorar el estado de salud de la población en general.

Fuente: Centro de Investigación Biomédica en Red (CIBEROBN)

Actualizado: 12 de mayo de 2023

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD