El COVID-19 aumenta un 50% el riesgo de complicaciones en embarazadas

Padecer COVID-19 durante el embarazo puede aumentar un 50% las probabilidades de tener complicaciones graves, como preeclampsia o parto prematuro, y triplicar el riesgo de que el bebé tenga que ingresar en la UCI neonatal.
Escrito por: Eva Salabert

26/04/2021

COVID: 50% más riesgos en embarazadas

El COVID-19 puede causar más complicaciones graves a las embarazadas y a los neonatos de lo que se estimó al inicio de la pandemia, ya que una nueva investigación realizada por científicos del Departamento de Salud Reproductiva y de la Mujer de Nuffield en la Universidad de Oxford ha encontrado que cuando las mujeres se infectan durante el embarazo tienen un 50% más probabilidades de sufrir problemas como preeclampsia, ingreso en una unidad de cuidados intensivos, parto prematuro, o muerte, que las gestantes sin COVID.

No es la primera vez que un estudio asocia la infección por coronavirus durante el embarazo con más riesgo de experimentar complicaciones o de COVID-19 grave, y esta enfermedad también se había relacionado con un aumento de las cesáreas, la hipoxia y los trombos, pero esta nueva investigación aporta información comparativa y minuciosa sobre los efectos del COVID-19 en el embarazo, y también ha revelado que los recién nacidos cuyas madres estaban infectadas tenían casi tres veces más riesgo de sufrir complicaciones médicas graves, como ser ingresados en una UCI neonatal, sobre todo por ser prematuros.

"El riesgo de morir durante el embarazo y en el período posnatal fue 22 veces mayor en las mujeres con COVID-19 que en las embarazadas no infectadas”

Aris Papageorghiou, profesor de medicina fetal en la Universidad de Oxford, y codirector de la investigación ha afirmado que “las mujeres con COVID-19 durante el embarazo tenían un 50% más probabilidades de experimentar complicaciones del embarazo (como parto prematuro, preeclampsia, admisión a cuidados intensivos y muerte) en comparación con mujeres embarazadas no afectadas por COVID-19”.

El experto ha añadido que “afortunadamente, hubo muy pocas muertes maternas; sin embargo, el riesgo de morir durante el embarazo y en el período posnatal fue 22 veces mayor en las mujeres con COVID-19 que en las embarazadas no infectadas”.

El 10% de los neonatos de madres con COVID dio positivo al virus

Para realizar el estudio se ha analizado a 2.130 mujeres en 43 centros de maternidad en 18 países diferentes, de ingresos bajos, medios y altos, y los investigadores compararon a cada gestante con COVID-19 con dos mujeres embarazadas y no infectadas que dieron a luz al mismo tiempo y en el mismo hospital. Los resultados se han publicado en JAMA Network, y también muestran que las mujeres infectadas sin síntomas tenían riesgos similares a las no infectadas, lo que constituye una muy buena noticia.

"El parto por cesárea puede estar asociado con un mayor riesgo de tener un recién nacido infectado”

En el estudio también se comprobó que alrededor del 10% de los nenotantos cuyas madres habían dado positivo al SARS-CoV-2 también dieron positivo al virus en sus primeros días de vida. José Villar, profesor de Medicina Perinatal en la Universidad de Oxford, y codirector del trabajo ha declarado que “es importante destacar que la lactancia materna no parece estar relacionada con este aumento. Sin embargo, el parto por cesárea puede estar asociado con un mayor riesgo de tener un recién nacido infectado”.

Stephen Kennedy, profesor de Medicina Reproductiva en la Universidad de Oxford, y otro de los directores del estudio, ha concluido: “Ahora sabemos que los riesgos para las madres y los bebés son mayores de lo que asumimos al comienzo de la pandemia, y que cuando se implementan las medidas de salud conocidas hay que incluir a las mujeres embarazadas. La información debería ayudar a las familias, ya que ahora está clara la necesidad de hacer todo lo posible para evitar infectarse. También refuerza los argumentos a favor de ofrecer la vacunación a todas las mujeres embarazadas”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD