La quimioterapia en el embarazo es más segura tras el primer trimestre

Someterse al tratamiento de quimioterapia contra el cáncer durante el embarazo podría no ser perjudicial para el feto, ni causar malformaciones congénitas, si se realiza después del primer trimestre de gestación.
Escrito por: Natalia Castejón

30/06/2021

Quimioterapia es segura en el embarazo

Una de las grandes dudas sobre la quimioterapia durante el embarazo era si podía interferir en el correcto desarrollo del feto o causarle problemas de salud, y ahora un estudio ha demostrado que este tratamiento contra el cáncer podría ser seguro si se administra después del primer trimestre de gestación.

La investigación, publicada en la revista JAMA Network Open, se realizó basándose en una serie de análisis de datos procedentes de 73 hospitales de 28 países. En total incluyó a 755 mujeres embarazadas que se sometieron a quimioterapia entre 1977 y 2019 –en el 60% de los casos debido a cáncer de mama–. El 99,4% de las gestaciones terminó con un nacimiento vivo.

La quimioterapia en el primer trimestre del embarazo se asoció a un 3,6% más riesgo de malformación congénita importante, y a 1,9% de alteraciones menores

De todos los bebés estudiados, el 3,6% de ellos (27) mostraron algún tipo de malformación congénita importante y el 1,9% (14) problemas congénitos menores. Las mujeres que estuvieron expuestas a la quimioterapia antes de la semana 12 de embarazo mostraron un riesgo de malformaciones congénitas importantes del 21,7%, aunque el riesgo más elevado se observó en aquellas que empezaron con este tratamiento en el momento de la concepción.

Prueba de embarazo antes de iniciar la quimioterapia

Los investigadores han encontrado que la frecuencia de malformaciones congénitas graves en las mujeres que fueron sometidas a quimioterapia contra el cáncer después del primer trimestre de gestación se reducía al 3%, una cifra similar a la de las embarazadas que no reciben este tratamiento.

La frecuencia de malformaciones congénitas graves en las mujeres sometidas a quimioterapia contra el cáncer después del primer trimestre de gestación se reducía al 3%

En el caso de las malformaciones menores cuando la quimioterapia se empezó antes de las 12 semanas de gestación el riesgo fue de 4,3%, y de 1,8% en el caso de iniciarse tras ese periodo. De las 29 mujeres estudiadas que recibieron tratamiento contra el cáncer en el primer trimestre, 17 de ellas no sabían que estaba embarazadas, tres tuvieron abortos espontáneos y otras tres de ellas decidieron voluntariamente interrumpir el embarazo. De los 23 bebés restantes de este grupo, seis –un 26,1%– mostraron malformaciones congénitas.

Estos resultados, según explica el Dr. Frederic Amant, “subrayan la importancia del asesoramiento anticonceptivo y las pruebas de embarazo al inicio del tratamiento quimioterapéutico en mujeres jóvenes con cáncer. Algunos médicos posponen la quimioterapia hasta edad gestacional más avanzada, durante 18 o 20 semanas, pero nuestros datos sugieren que este retraso en el tratamiento no es necesario”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD