PUBLICIDAD

Nueva fórmula para convertir la edad del perro en años humanos

Para saber si un perro era joven o mayor se multiplicaban sus años de vida por siete para obtener la edad equivalente en un humano. Los científicos han creado ahora una fórmula más eficaz basada en alteraciones epigenéticas.
Escrito por: Eva Salabert

19/11/2019

Edad del perro

Hasta ahora, si alguien quería conocer la edad ‘humana’ de su fiel y peludo amigo, recurría a la fácil técnica de multiplicar por siete los años de vida de su mascota. Este recurso popular ha quedado ahora desacreditado y obsoleto, después de que científicos de la Universidad de California en San Diego (Estados Unidos) hayan desarrollado una nueva fórmula para calcular la edad de un perro según su equivalente en un ser humano, en una investigación publicada en bioRxiv

El estudio se basa en un concepto relativamente nuevo en la investigación sobre el envejecimiento: las alteraciones químicas que experimenta el ADN de un individuo a lo largo de su vida y que crean lo que se conoce como un reloj epigenético. Entre estas modificaciones se encuentra la adición de grupos de metilo a secuencias de ADN específicas, que rastrea la edad biológica de una persona, es decir, las consecuencias que tienen para el organismo factores como la genética, la enfermedad o llevar un mal estilo de vida.

Debido a ello algunos opinan que el estado de metilación del ADN de una persona podría ser una estimación de su edad o servir para predecir su esperanza de vida, un dato que preocupa a los expertos en ética porque dicen que se podría hacer un mal uso de ellos por parte de las compañías aseguradoras, por ejemplo.

Perros y humanos tienen enfermedades similares

Los perros, entre otras especies, también tienen relojes epigenéticos, y viven en entornos similares a los de los humanos, recibiendo en muchos casos atenciones y tratamientos médicos parecidos. Además, y con independencia de la raza a la que pertenezcan tienen un desarrollo parecido: llegan a la pubertad aproximadamente a los 10 meses de edad y mueren antes de los 20 años.

Los autores del trabajo, sin embargo, estudiaron a una única raza: el labrador retriever. En primer lugar, escanearon patrones de metilación del ADN en los genomas de 104 canes con edades comprendidas entre las cuatro semanas y los 16 años, y compararon los datos obtenidos con los perfiles de metilación de la sangre de 320 personas (con edades de uno a 103 años), y con los de 133 ratones.

Perros y humanos no solo sufrimos las mismas patologías y trastornos durante el envejecimiento, sino que experimentamos alteraciones moleculares semejantes

Comprobaron así que los labradores tienen una metilación similar a la de los seres humanos relacionada con la edad de ciertas áreas genómicas con elevadas tasas de mutación, y que las semejanzas eran más evidentes cuando se comparaba a perros jóvenes con humanos jóvenes y a perros ancianos con personas ancianas.

Observaron también que determinados grupos de genes que intervienen en el desarrollo están metilados de forma parecida durante el envejecimiento en ambas especies, lo que indica que por lo menos ciertos aspectos del envejecimiento constituyen una continuación del desarrollo, y no un proceso diferente, y que algunos de estos cambios se mantienen evolutivamente en los mamíferos, lo que significa que ambas especies no solo sufrimos las mismas patologías y trastornos durante el envejecimiento, sino que experimentamos alteraciones moleculares semejantes.

Nueva fórmula para calcular la edad del perro

Basándose en sus hallazgos sobre la coincidencia de los relojes epigenéticos, los investigadores proponen una fórmula para averiguar la equivalencia de la edad de un perro en años humanos, que es la siguiente: edad humana = 16In (edad del perro) + 31, en donde 'In' es el logaritmo natural. Esto significa que si quieres saber la edad de tu mejor amigo en años humanos debes multiplicar el logaritmo natural de su edad en años por 16, y sumarle 31.

Calcula la edad de tu perro

Introduce la edad

 
Si tu perro fuera humano tendría:

Con esta fórmula un cachorro de siete semanas equivaldría a un bebé de nueve meses, una etapa de la vida en la que erupcionan los dientes de leche en ambas especies. En otro momento perros y humanos también coincidimos, y es que cuando un labrador tiene 12 años se correspondería con una persona de 70 años, y si tiene 15 a una de 74.

Con esta fórmula un cachorro de siete semanas equivaldría a un bebé de nueve meses, una etapa de la vida en la que erupcionan los dientes de leche en ambas especies

Según sus creadores, esta fórmula es mucho más efectiva que multiplicar por siete, aunque reconocen que los perros envejecen de forma diferente según su raza y que por ello no es absolutamente fiable. En cualquier caso, estos científicos tienen intención de continuar investigando para averiguar por qué algunos perros enferman o mueren antes de lo habitual, mientras que otros disfrutan de una vida larga y sin enfermedades.

PUBLICIDAD