Los problemas de atención y memoria persisten meses tras un COVID leve

Las personas que superan el COVID-19 pueden seguir teniendo problemas cognitivos, como falta de atención, de memoria o concentración, durante seis o nueve meses después, incluso si la enfermedad se desarrolló de manera leve.
Escrito por: Natalia Castejón

21/01/2022

Problemas de atención y memoria persisten meses tras un COVID leve

Muchas personas que han superado el COVID-19 han declarado que uno de los efectos que ha tenido la enfermedad en ellos es la degradación de la memoria y problemas de atención y concentración, lo que se conoce como niebla mental. Ahora, un estudio realizado por investigadores del Departamento de Psicología Experimental de la Universidad de Oxford y del Departamento de Neurociencias Clínicas de Nuffield (Inglaterra) ha encontrado que estas consecuencias cognitivas podrían mantenerse entre seis y nueve meses tras haber pasado la enfermedad.

PUBLICIDAD

Lo más llamativo de la investigación, que se ha dado a conocer en la revista Brain Communications, es que estos efectos cognitivos negativos del COVID persistente podrían darse incluso cuando la enfermedad se ha cursado de manera leve. Los participantes, 155 adultos de 28 años de media que habían pasado el coronavirus, tuvieron que completar una serie de ejercicios para medir su memoria y su capacidad cognitiva, concretamente para conocer cómo era su atención, planificación y el razonamiento semántico.

Los resultados indicaron que los participantes tuvieron buenas puntuaciones en la mayoría de las habilidades analizadas, incluida la memoria de trabajo y la planificación, pero mostraban una memoria episódica significativamente peor hasta seis meses después de la infección por el virus SARS-CoV-2, y una mayor reducción en la capacidad de mantener la atención durante los nueve meses siguientes, en comparación con las personas no infectadas.

PUBLICIDAD

Efectos de la niebla mental desaparecen con el tiempo

“Lo sorprendente es que, aunque nuestros sobrevivientes de COVID-19 no se sintieron más sintomáticos en el momento de la prueba, mostraron una atención y memoria degradadas. Nuestros hallazgos revelan que las personas pueden experimentar algunas consecuencias cognitivas crónicas durante meses”, explica la Dra. Sijia Zhao una de las autoras del estudio.

Las personas que pasan el COVID-19 podrían tener una memoria episódica peor hasta seis meses después y menos capacidad de atención durante nueve meses

También han indicado que, aunque todavía no se conocen los mecanismos que causan estos déficits cognitivos en las personas con COVID-19, les ha parecido alentador ver como esta atención y memoria vuelven en gran medida a la normalidad en la mayoría de las personas del estudio entre los seis y nueve meses después de la enfermedad, por lo que no habría que preocuparse porque todo vuelve a la normalidad tras ese periodo.

PUBLICIDAD

Actualizado: 21 de enero de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD