PUBLICIDAD

Container baby syndrome
Los bebés que pasan mucho tiempo quietos en cochecitos, balancines o tronas corren el riesgo de sufrir container baby syndrome, un problema que aparece por la falta de movilidad y que puede afectar a su salud.
Escrito por Natalia Castejón, Periodista especializada en vida saludable

Cómo colocar al bebé para dormir: posturas y elementos a evitar

Seguro que planteado todo lo anterior te ha surgido la duda de cómo hay que colocar entonces a los bebés para dormir. Hace algunas décadas se lanzó la voz de alarma sobre el síndrome de muerte súbita del lactante, pues en parte se asoció a que los niños durmiesen boca abajo y con elementos como cojines alrededor, por lo que en 1994 comenzó la campaña ‘Dormir de espaldas’, que consiguió reducir las muertes por este problema.

Sin embargo, no solo hay que vigilar la postura si no dónde y cómo dejamos dormir al bebé. Así, un estudio de la Universidad de Virginia (EE.UU.) ha advertido del riesgo que supone dormir a los bebés en las sillas del coche o en los capazos cuando están fuera del vehículo, pues estos no están diseñados para ello y la posición en la que se mantienen los bebés durante horas no es natural ni saludable.

Sistema de retención infantil

Hay que tener en cuenta que los bebés no tienen la fuerza suficiente para poder estar sentados durante mucho tiempo, por lo que si se les coloca en la sillita del coche su cuerpo está sometido a la fuerza de la gravedad que lo flexiona sobre sí mismo en forma de C. Esta postura, como ya hemos comentado anteriormente, dificulta la expansión del tórax y el abdomen para respirar, a lo que se le puede sumar la caída de la cabeza hacia delante, cortando el flujo de aire y poniendo en riesgo la vida del bebé.

De casi las 12.000 muertes infantiles asociadas al sueño que se analizaron, cerca del 3% ocurrieron en dispositivos para sentarse, donde el 62,9% eran sillitas de automóvil

De casi las 12.000 muertes infantiles asociadas al sueño y que se analizaron en el estudio, cerca del 3% ocurrieron en dispositivos para sentarse, donde el 62,9% eran sillitas de automóvil y solo el 0,2% de ellas estaban en un coche en movimiento. Esto se explica porque algunos padres aprovechan que los bebés se duermen en los coches para trasladarle a casa en el mismo asiento, un hábito que puede tener graves consecuencias.

Desde la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) también indican que los cojines antivuelco o utilizar los cojines de lactancia como protección para el bebé no es recomendable, pues pueden provocar la asfixia accidental de los pequeños. Entre los consejos que dan para que el bebé tenga un sueño seguro se encuentra el evitar en las cunas las almohadas, cojines, peluches y demás elementos cerca del bebé mientras duerme, y seguir la regla ABC: a solas, boca arriba sobre su espalda y con la cuna vacía.

Colocación del bebé en su cuna

La Dr. María Teresa Benítez, pediatra de la Asociación Española de Pediatría (AEP) también añade que el colchón debe ser firme y que no hay que dejar que duerma sobre el sofá –porque suele ser blando y tiene más riesgo de caídas–, no abrigar demasiado al niño y usar el chupete para el sueño durante el primer año de vida.

Bebé durmiendo en la silla

En principio, con estas recomendaciones podrías contribuir al correcto desarrollo de tu bebé y a evitar el container baby syndrome, pero si se trata del hijo de una persona cercana a ti, también puedes aportar tu granito de arena regalándole algo que no sea uno de estos dispositivos que inmovilizan casi por completo al niño.

Actualizado: 28 de Mayo de 2019

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD