PUBLICIDAD

Bebés y niños
Consejos para padres primerizos
Vuestro bebé acaba de nacer y os embarga la felicidad… pero también las dudas sobre cómo reaccionar y cuidar al recién llegado. Os ofrecemos un pequeño manual de supervivencia para padres primerizos.
Escrito por Alhelí Quintanilla, Periodista especializada en infancia y embarazo

Consejos sobre higiene del bebé para padres primerizos

Otra inquietud típica sobre sus bebés en papás primerizos suele ser la higiene: no falta hace esterilizar todo, hay que procurar, eso sí, que sus objetos –tetinas, chupetes, etcétera– estén muy limpios para que el pequeño entre en contacto con bacterias que le ayuden a desarrollar sus propias defensas, pero no las suficientes como para que le provoquen una infección.

En cuanto al baño, los pediatras aseguran que es suficiente con bañar a los bebés dos o tres veces a la semana, y hacerlo sin jabón. Lo importante es lavarle bien las manitas y limpiarle el culete en cada cambio de pañal con una esponja natural o toallitas húmedas si estamos fuera de casa. Seca bien después de limpiarle para evitar rojeces e irritaciones.

Los baños en niños menores de un año no deben durar más de diez minutos, pues la piel del bebé tiene una quinta parte del grosor de la de un adulto, por lo que es extremadamente sensible. La temperatura del agua también es crucial, no debe superar los 36 grados para evitar daños en la delicada piel de los bebés.

Cuidado de las uñas, ojos y oídos

¿Y las uñas? Es muy común que los pequeños se arañen sin querer, es donde los padres dudan si cortarle las uñas o no. Si no lo han hecho en el hospital, es mejor esperar una semana antes de hacerlo. Si se araña se le pueden colocar unos calcetines en las manos para evitar que se haga daño. En el momento de su primera manicura es importante que se haga con unas tijeras pequeñas y de punta redonda. Un buen momento para cortarle las uñas es cuando ha salido del baño, porque están más blandas y el bebé está mucho más tranquilo. Otra opción si tu pequeño es muy movido es esperar a que esté dormido para proceder a cortarlas.

Los ojos y los oídos son muy delicados, si tiene legañitas límpiale los párpados con una gasa o algodón con agua, utilizando material diferente para cada ojo. En cuanto a la cera de los oídos solo hay que limpiar la parte externa de la oreja, con el mismo método que con los ojos. Nunca hay que introducir bastoncillos o cualquier otro objeto dentro del conducto auditivo, pues podemos dañar el oído del bebé.

Por último, no son pocos los padres que dudan sobre la cantidad o tipo de ropa que ponerles a sus peques, y aunque su piel tiene menos capas protectoras frente al clima que las de un adulto, tampoco conviene abrigarles demasiado. Podemos saber si tiene frío si sus manos y pies están fríos o un poco amoratados, pero si suda por la parte del cuello y la cabeza, es que tiene calor.

Actualizado: 16 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

15.000
niños menores de cinco años murieron cada día en 2016
'Fuente: 'Informe 'Niveles y Tendencias en la Mortalidad Infantil 2017', publicado con UNICEF, el Banco Mundial y la División de Población de UNDESA''

PUBLICIDAD