PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

La naranja, la fruta reina del invierno

Naranjas para invierno

Naranjas para invierno

04 de Enero de 2011

Se trata sin duda del cítrico por excelencia, con más de 300 variedades contabilizadas, y más 30 toneladas producidas cada año en el mundo. Aunque es en invierno, con la bajada de las temperaturas, cuando sus múltiples beneficios la hacen especialmente recomendable. Nutricionalmente suponen un importante aporte de vitamina C, además de otras vitaminas y minerales.

Además, la naranja contiene cerca de 170 tipos de fotoquímicos y 60 flavonoides, elementos provechosos para el organismo, especialmente para el corazón. También puede ayudarnos a defendernos de infecciones, luchar contra el colesterol y la presión arterial elevada y, por supuesto, llenarnos de energía.

Aunque, como decimos, es la protagonista del frutero en invierno, sus múltiples variedades con distintas propiedades de dulzor y textura permiten que se pueda consumir durante el resto del año, ya que dependiendo del tipo de naranja varía también el período en que se recolecta, que abarca desde el mes de octubre hasta la primavera e, incluso, el verano.

De este modo, nos encontramos con que cada época del año es ideal para determinadas variedades de naranja. Es por ello que los expertos recomiendan conocerlas bien para escoger cada variedad en el momento óptimo de madruación, con el fin de exprimir al máximo sus cualidades. Aquí tienes algunas de las más importantes.

Variedades de naranjas

Navelina

Se trata de uno de los tipos de naranja más productivos y más cultivados. Su sabor es muy dulce, así que es ideal para tomar como postre. Es la variedad más resistente al frío, y se puede recolectar desde octubre hasta mediados de febrero. Son de tamaño medio, ligeramente ovaladas o redondas, con una pulpa muy jugosa y sin semillas, y la piel de color naranja intenso cuando está madura.

Valencia Late

Reconocida como la variedad más importante del mundo, y cultivada en multitud de lugares, con ella se obtienen zumos de gran calidad gracias a su gran cantidad de jugo y a su sabor dulce y color intenso. Es una de las naranjas que más tarde maduran, entre marzo y julio. Es una variedad de naranja dulce que se empezó a difundir en España en la primera mitad del siglo XX, de tamaño medio a grande, con una forma ligeramente alargada a esférica, una piel fina y lisa.

Sevilla Amarga

Es un tipo de naranja amarga que se cultiva en nuestro país y se emplea sobre todo en la elaboración de mermelada. Su existencia se conoce desde hace siglos y se trata de un fruto de tamaño medio a grande, esférico, en ocasiones algo achatado y deprimido en los extremos. Su pulpa es jugosa y tiene muchas semillas. La piel es rugosa, gruesa y de textura irregular. Cuando está madura tiene un color anaranjado intenso. La Sevilla Amarga se recolecta durante los meses de enero y febrero en Sevilla y Málaga. Debido a su amargor y acidez no se consume al natural, sino que se destina especialmente para mermeladas.

Natal

Aunque similar a la Valencia Late, es una naranja ligeramente más ácida. Se cultiva casi exclusivamente en Brasil (se recolecta habitualmente por Navidad), y supone una variedad muy importante para la elaboración de zumos. Presenta un fruto de calidad, con pocas semillas, piel delgada (algo verde incluso cuando ya está madura) y pulpa tierna y jugosa. Presenta unas condiciones ideales para la conservación y el transporte. Su fruto puede mantenerse varios meses en el árbol manteniendo todas sus cualidades.

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

5%
de reducción de la vacunación del sarampión en niños de 2 a 11 años puede triplicar su incidencia en estas edades
'Fuente: 'Universidad de Stanford y Escuela de Medicina Baylor (Estados Unidos)''