PUBLICIDAD

Mountain bike, salud sobre dos ruedas
Tonificar músculos y quemar calorías al tiempo que disfrutamos del aire libre y de paisajes de montaña no sólo es posible, sino que además puede ser muy divertido gracias al mountain bike. ¡Dale caña!
Escrito por Adrián Cornejo, Periodista

Entrenamiento del mountain bike

Actualizado: 17 de Marzo de 2017

Lo mejor a la hora de comenzar a entrenar para el mountain bike es contar con la ayuda de amigos con cierta experiencia en el mundillo o con un preparador, que nos pueda diseñar un plan personalizado para progresar rápidamente. Hoy en día es habitual contactar con grupos de mountain bikers a través de comunidades on line, para prepararse o salir en ruta con ellos.

Cuando el tiempo (real y climatológico) no lo permita, se puede optar por el rodillo, que es a los ciclistas lo que la cinta de correr a los atletas. O sea, una buena opción para pedalear bajo techo, sin salir de casa.

La duración, recorrido e intensidad de los entrenos debe incrementarse paulatinamente en función de la edad, experiencia, tiempo disponible y condiciones físicas de cada individuo, sin olvidar los periodos de reposo necesarios para recuperarse y evitar lesiones.

Conviene comer tres horas antes de una sesión de entrenamientos (especialmente alimentos ricos en hidratos de carbono y sales minerales) y estirar antes y después de la misma.

Ya sobre la bicicleta, lo más normal es pedalear suavemente por un terreno llano al comienzo y al final y, entre medias, realizar cambios de ritmo, ascensos y descensos u otros ejercicios que potencien nuestra técnica o eleven nuestro nivel de resistencia, escalada o explosividad. Por supuesto, siempre adecuando la velocidad a nuestra pericia sobre las dos ruedas.

Es importante variar los ejercicios, para no acostumbrar al cuerpo a un solo tipo de esfuerzo y tener constancia, para conseguir los objetivos marcados.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD