Síndrome poliuria-polidipsia en perros y gatos
El síndrome poliuria-polidipsia es muy frecuente en perros y gatos y se asocia con varias enfermedades, como diabetes o insuficiencia renal. Conoce sus síntomas para detectarlo y tratar a tiempo la patología que lo provoca.

Tratamiento del síndrome PU/PD en perros y gatos

Actualizado: 5 de abril de 2021

Para corregir la poliuria y la polidipsia en perros y gatos se debe buscar la enfermedad asociada a su aparición y tratarla en origen. Hay que tener en cuenta que en las enfermedades crónicas no siempre se normaliza la ingestión de agua y la producción de orina, aunque sí puede disminuir la gravedad de los síntomas, mejorando sustancialmente la calidad de vida de nuestra mascota. En las enfermedades que pueden tratarse quirúgicamente, la PU/PD desaparece por completo.

Dependiendo de la causa, existen diversas opciones terapéuticas que pueden combinarse para controlar más eficazmente la enfermedad y que te explicamos a continuación:

Tratamiento farmacológico del síndrome PU/PD en mascotas:

  • Diabetes mellitus: para estabilizar la glucemia (niveles de glucosa en sangre) se pueden utilizar hipoglucemiantes orales o insulina inyectable. Actualmente, contamos con insulina específica para perros y gatos.
  • Insuficiencia renal: se utilizan vasodilatadores para mejorar el riego sanguíneo renal, Insuficiencia renalInsuficiencia renalInsuficiencia renalInsuficiencia renalquelantes de fósforo para atrapar el exceso de este elemento y fluidoterapia para corregir la deshidratación y las deficiencias de electrolitos.
  • Hipertiroidismo: fármacos como el tiamazol para contrarrestrar la producción excesiva de hormona tiroidea.
  • Hiperadrenocorticismo: la terapia más utilizada es el trilostano para evitar la  sobreproducción de cortisol.
Veterinario inyectando insulina a un gato

Tratamiento quirúrgico de la poliuria y polidipsia:

  • Hipertiroidismo: a veces es necesario extirpar las glándulas para tratar definitivamente la enfermedad, aunque también el tratamiento con yodo radiactivo es una alternativa con buenos resultados.
  • Hiperadrenocorticismo: además del tratamiento farmacológico, se puede optar por la extirpación quirúrgica de la glándula anómala que produce el exceso de cortisol, ya sea en el hipotálamo o en la glándula adrenal.
  • Complejo hiperplasia endometrial quística (piómetra): aunque se puede optar por el tratamiento medicamentoso a base de antiinflamatorios, antibióticos y hormonas, la extirpación del útero afectado sería la solución definitiva.
Perro con un pañal

¿Es posible prevenir la poliuria/polidipsia?

Casi ninguna de las enfermedades asociadas al síndrome PU/PD se puede prevenir. Las excepciones son el complejo hiperplasia endometrial quística o piómetra, que se puede evitar con la castración de las hembras y algunos tipos de diabetes mellitus, más frecuente en animales obesos, que se previene con una dieta baja en calorías.

Lo ideal sería detectar las dolencias precozmente para empezar a tratarlas cuanto antes. Por eso es tan importante llevar a tu mascota al veterinario para hacerle un chequeo rutinario, especialmente a partir de los ocho años de edad, ya que en este periodo es más probable que se desarrollen enfermedades metabólicas.

Creado: 28 de agosto de 2020

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD