PUBLICIDAD

Mente y emociones
Sentimiento de culpa
La culpa nos hace conscientes de que algo hemos hecho mal para facilitar el intento de repararlo. Aunque a veces también nos sentimos culpables sin razón. Sea como sea, estas son las claves para pasar página.
Escrito por Dra. Vanesa Fernández López, Psicóloga, especialista en emociones

Prevención: qué hacer para no sentirnos culpables

Algunas personas niegan la culpa mediante estrategias como la negación de la conducta, el olvido del hecho, la minimización de los daños, la justificación o la atribución a factores externos. Sin embargo, estas estrategias no son adecuadas, ya que son propias de personas que no son conscientes del daño que han causado o que sí lo son, pero no quieren verlo y lo camuflan para no sentirse mal consigo mismos.

La culpa sana no hay que prevenirla, pero sí la culpa mórbida. Para ello recuerda que cada cual elige cómo se siente y que cómo se sienta otra persona finalmente depende de ella. Por lo tanto, el sentirse culpable es una elección. Esto no te exime de tu responsabilidad, pero cambia las verbalizaciones negativas por “me he equivocado…, ahora intentaré arreglarlo e intentaré no volver a hacerlo”. Estas autoafirmaciones nos harán sentir mucho mejor y nos ayudará a reparar el daño.

También es importante que asumamos que no podemos controlar todo lo que pasa a nuestro alrededor y que las culpas deben repartirse de forma equitativa, no sólo con el fin de aliviarnos del peso de la misma, sino para dar la oportunidad a los otros de reparar su parte de culpa y evitar que vuelvan a cometer esa acción.

Intervención: cómo dejar de sentirme culpable

  • Identifica la conducta y sentimiento de culpa: cuando la culpa no es identificada genera un malestar difuso que no acertamos a expresar. Pregúntate por qué te sientes mal y qué te ayudará a estar mejor.
  • Expresa verbalmente y a nivel emocional tu arrepentimiento a las personas perjudicadas o implicadas: hazles saber que te sientes culpable y los sentimientos asociados a este malestar.
  • Solicita el perdón: no basta con decir que te sientes culpable. Muchas veces las personas necesitan que les pidas perdón.
  • Expresa tu intención de llevar a cabo una conducta reparadora del daño así como la intención de que no se volverá a repetir. Además de solicitar el perdón la otra persona debe tener claro que no se va a volver a repetir el daño.

Actualizado: 26 de Mayo de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

50.000
días de trabajo se pierden cada año en Chile a causa de enfermedades mentales de origen laboral
'Fuente: 'Ministerio de Salud de Chile''

PUBLICIDAD