PUBLICIDAD

Trastorno de despersonalización
Las personas con trastorno de despersonalización experimentan un distanciamiento de su cuerpo y del entorno, y sienten que lo que les sucede no es real. Conoce las causas de este problema mental y cómo resolverlo.
Escrito por Dra. Vanesa Fernández López, Psicóloga, especialista en emociones

Causas y consecuencias del trastorno de despersonalización

Causas y consecuencias del trastorno de despersonalización, chica desconsolada

La desrealización puede encontrarse asociada a trastornos psiquiátricos.

Las causas del trastorno de despersonalización tienen una amplia variabilidad en cuanto a características y gravedad. Por ejemplo, haber vivido una situación de estrés intenso o grave a nivel emocional como la enfermedad o la muerte de un ser querido o haber sufrido abandono o maltrato emocional durante la infancia, o de peligro físico como un accidente de coche, pueden ocasionar los síntomas de este trastorno.

Por otro lado, la desrealización puede encontrarse asociada a trastornos psiquiátricos. En este sentido, es frecuente confundir los síntomas de este problema con los de un trastorno depresivo mayor, si bien en muchos casos pueden llegar a coexistir como causa-efecto. Del mismo modo, la hipocondría y los trastornos relacionados con el consumo de sustancias también podrían ser los responsables de los síntomas asociados a la despersonalización.

Algunos estudios de laboratorio dirigidos a conocer las causas del trastorno de despersonalización han encontrado que las personas que lo padecen muestran una alta susceptibilidad a ser hipnotizados y capacidad disociativa. En otras ocasiones, se encuentra asociado a determinados trastornos psiquiátricos como es el caso de los síntomas cognitivos (mentales) de una crisis de ansiedad, donde la persona teme volverse loca ante una “sensación de irrealidad”.

Los síntomas del trastorno de despersonalización son tan extraños que es frecuente que la persona que lo padece tenga miedo a volverse loca, motivo por el cual este desorden cursa con importantes niveles de ansiedad. Es por ello que un amplio abanico emocional negativo suele ser la consecuencia del padecimiento de este trastorno como es el caso de los síntomas depresivos, angustia, obsesiones, preocupaciones somáticas, así como una alteración de la sensación subjetiva del paso del tiempo (por ejemplo, parece que el tiempo transcurre más lentamente o más rápido de lo habitual).
 

Actualizado: 29 de Enero de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD