PUBLICIDAD

Trastorno de despersonalización
Las personas con trastorno de despersonalización experimentan un distanciamiento de su cuerpo y del entorno, y sienten que lo que les sucede no es real. Conoce las causas de este problema mental y cómo resolverlo.
Escrito por Dra. Vanesa Fernández López, Psicóloga, especialista en emociones

Tratamiento del trastorno de despersonalización

Tratamiento del trastorno de despersonalización, chica en un diván con un psicólogo

Las causas de la aparición de la despersonalización son claves para el tratamiento.

Para llevar a cabo un tratamiento eficaz del trastorno de despersonalización es necesario conocer la causa exacta de este desorden, aunque debido al gran impacto emocional y la angustia que produce en los que lo padecen, la ayuda psicoterapéutica es prácticamente indispensable para abordarlo.

Estas son las terapias que se utilizan para tratar el trastorno de despersonalización en función del origen del desorden:

  • Causado por una situación estresante: en los casos en los que la despersonalización o desrealización esté asociada a cuadros de estrés será necesario trabajar la respuesta de estrés a un nivel integrado de respuestas cognitivas (pensamientos), psicofisiológicas (sensaciones físicas) y motoras (las formas de afrontamiento). Para ello, la ayuda psicoterapeútica se centrará en la elaboración del trauma.
  • Causado por trastornos psiquiátricos (por ejemplo, depresión, ansiedad, etcétera): en estos casos, los síntomas de despersonalización serían una problemática más asociada al trastorno diagnosticado como principal, y las formas de tratamiento irían dirigidas a tratar el problema de base.
  • Trastorno por despersonalización en sí mismo (no asociado a ninguna patología psiquiátrica de base, consumo de fármacos o de sustancias, ni abstinencia de las mismas, ni a ninguna enfermedad médica): lo primero es eliminar el miedo a volverse loco. Para ello, es clave ofrecer una explicación del problema al paciente, que conozca que existe como entidad médica…, ya que esto supone un gran alivio para el afectado, y en muchos casos esta información reduce de forma significativa sus niveles de ansiedad. Posteriormente, será importante ayudar al paciente a reducir los niveles de estrés que subyacen al problema y que, a su vez, son consecuencia del propio trastorno, mediante técnicas cognitivas (enseñarle a interpretar de forma más adecuada y menos alarmista los síntomas que padece) y técnicas de relajación para controlar su activación fisiológica.

En el tratamiento de este trastorno será fundamental llevar a cabo exposiciones controladas a las sensaciones de despersonalización. Para ello, el terapeuta provocará la aparición de los síntomas del paciente pidiéndole que se mire en el espejo, que pronuncie varias veces su nombre, que se mire una mano…, y enseñará al sujeto a controlar los síntomas una vez que estos aparezcan. Todo ello hará que el miedo a la sintomatología vaya desapareciendo de forma progresiva, reduciendo los niveles de ansiedad que también podrían estar provocando el trastorno.

Actualizado: 29 de Enero de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD