PUBLICIDAD

Dedicar más años a estudiar podría aumentar el riesgo de miopía

Cada año que niños, adolescentes y jóvenes pasan en la escuela o en la universidad podría hacer que pierdan 0,27 dioptrías de visión, y aumentar sus probabilidades de desarrollar miopía, según un estudio.
Escrito por: Natalia Castejón

08/06/2018

Chica estudiando mucho con problemas de visión por la miopía

En el año 2050 los afectados por miopía pasarán de 1.400 millones (casi el 23% de la población) a 4.758 millones.

Las personas que llegan a cursar estudios superiores podrían tener una peor salud visual que los que dejan las clases durante la adolescencia. Concretamente, dedicar un mayor número de años al estudio podría suponer tener un riesgo más elevado de desarrollar miopía, una alteración en el ojo que impide enfocar los objetos lejanos, viéndolos borrosos y poco definidos. Esta asociación ha sido la conclusión de un estudio llevado a cabo por miembros de la Universidad de Cardiff y de la Universidad de Bristol, ambas en Reino Unido.

Los hallazgos de esta investigación, publicada en la revista The BMJ, se han obtenido gracias al análisis de 67.798 personas, de entre 40 y 69 años de edad, registradas en la base de datos del Biobanco de Reino Unido. En ellos se han tenido en cuenta 44 variedades de genes relacionados con la miopía, y otras 69 variaciones sobre los años de educación. Para evitar los factores de confusión los científicos usaron la aleatorización mendeliana –que determina si una relación observacional entre el factor de riesgo y el resultado es consistente con un efecto causal–.

Un joven que acude a la universidad tendrá, al menos, una dioptría más de miopía que aquel que dejó el colegio con 16 años

Los resultados que se obtuvieron fueron que por cada año de estudio la salud visual se resiente en 0,27 dioptrías, lo que significa que una persona que se encuentre en la universidad tendrá, al menos, una dioptría más de miopía que aquellos que dejaron de acudir a la escuela con 16 años, explica Edward Mountjoy, autor principal de la investigación.

En 2050 la mitad de la población mundial podría tener miopía

La miopía es un problema que está aumentando en los últimos años –debido entre otros factores al uso continuado de dispositivos tecnológicos como smartphones y tablets–, y se prevé que para el año 2050 los afectados pasen de los aproximadamente 1.400 millones (casi el 23% de la población) a 4.758 millones, lo que supondría casi la mitad de la población mundial. Además, tener este trastorno aumenta el riesgo de cataratas, desprendimiento de retina o glaucoma.

En el estudio también se analizó la relación contraria, es decir, si las personas con miopía dedicaban más años a estudiar, sin embargo, no se encontraron suficientes evidencias de ello. Los autores han subrayado que los sistemas educativos necesitan un cambio en cuanto a la mejora de la salud visual de los alumnos. Por ejemplo, y según Ian Morgan, de la Universidad Nacional de Australia, se debería fomentar que se pase más tiempo al aire libre, ya que según diversos estudios podría evitar o retrasar el desarrollo de la miopía.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD