Los bebés que duermen más y mejor tienen menos riesgo de sobrepeso

Los recién nacidos que duermen más y se despiertan menos veces por la noche tienen menos riesgo de sobrepeso, según un estudio que señala que el descanso favorece buenas pautas de alimentación y la autorregulación.
Escrito por: Eva Salabert

27/10/2021

Bebés que duermen más, menos sobrepeso

Un adecuado descanso proporciona numerosos beneficios para la salud y el bienestar emocional, mientras que dormir poco o tener un sueño fragmentado o de poca calidad es nocivo y constituye un factor de riesgo para desarrollar enfermedades, desde obesidad a demencia. Ahora, un nuevo estudio muestra que esto también es válido durante los primeros meses de nuestra vida, ya que ha comprobado que los recién nacidos que más duermen y menos se despiertan por la noche tienen menos riesgo de tener sobrepeso infantil.

PUBLICIDAD

La investigación que ha llegado a esta conclusión ha sido realizada por científicos del Brigham and Women's Hospital, el Massachusetts General Hospital y otros colaboradores y se ha publicado en Sleep. La Dra. Susan Redline, médica principal de la División del Sueño y trastornos circadianos en el Brigham y coautora del trabajo ha declarado que “si bien una asociación entre el sueño insuficiente y el aumento de peso está bien establecida en adultos y niños mayores, este vínculo no se ha reconocido previamente en los bebés”. “En este estudio –añade– encontramos que no solo un sueño nocturno más corto, sino también más despertares durante el sueño, se asociaron con una mayor probabilidad de que los bebés tuvieran sobrepeso en los primeros seis meses de vida”.

PUBLICIDAD

Un sueño reparador, clave a todas las edades

Los investigadores observaron a 298 recién nacidos en el Hospital General de Massachusetts entre 2016 y 2018 y para monitorear sus patrones de sueño emplearon relojes de actigrafía de tobillo, que permiten medir los patrones de actividad y descanso a lo largo de varios días. Obtuvieron así datos de tres noches en las marcas de uno y seis meses, mientras que los padres llevaron diarios de sueño en los que registraban los episodios de sueño y vigilia de sus bebés.

Estos expertos también se encargaron de medir la altura y el peso de los niños y determinar su índice de masa corporal (IMC). Se consideró que los bebés con un percentil igual o superior a 95 en las tablas de crecimiento de la Organización Mundial de la Salud tenían sobrepeso.

Una sola hora adicional de sueño se correlacionaba con una reducción del 26% en el riesgo de que los bebés tuvieran sobrepeso

Los resultados del estudio mostraron que una sola hora adicional de sueño se correlacionaba con una reducción del 26% en el riesgo de que los bebés tuvieran sobrepeso. Además, los pequeños que se despertaban en menos ocasiones durante la noche también tenían menos probabilidades de experimentar un excesivo aumento de peso.

PUBLICIDAD

Aunque los investigadores no lograron descubrir las causas de dicha correlación la atribuyen a que dormir más tiempo favorece unas buenas pautas de alimentación de rutina y la autorregulación, que son factores que reducen la sobrealimentación. Reconocen, no obstante, que ciertas variables que no se tuvieron en cuenta, como la duración de la lactancia materna, podrían haber influido en el crecimiento infantil, por lo que tienen intención de ampliar su investigación para analizar cómo afectan los patrones de sueño al crecimiento durante los dos primeros años de vida y estudiar medidas que promuevan hábitos de sueño saludables.

“Este estudio subraya la importancia de un sueño saludable en todas las edades”, afirma la Dra. Redline, y concluye que “los padres deben consultar a sus pediatras sobre las mejores prácticas para promover un sueño saludable, como mantener horarios de sueño constantes, proporcionar un espacio oscuro y tranquilo para dormir y evitar dar el biberón en la cama”.

Actualizado: 29 de octubre de 2021

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD