PUBLICIDAD

Día Mundial del Cáncer de Mama: el peligro de optar por pseudociencias

Los expertos alertan del grave riesgo para la salud de las pacientes con cáncer de mama que rechazan los tratamientos con base científica, como la quimioterapia, para optar por pseudociencias como método para curarse.
Escrito por: Natalia Castejón

18/10/2018

Mujer con problemas de cáncer de mama

Las 45 asociaciones que forman parte de la Federación Española del Cáncer de Mama (FECMA) temen que aumente la tendencia a utilizar las terapias alternativas, pseudociencias u homeopatía, para tratar de manera exclusiva el cáncer de mama, por lo que han aprovechado que hoy, como cada 19 de octubre, tiene lugar el Día Mundial del Cáncer de Mama, para lanzar un manifiesto que advierte de los riesgos que tiene sustituir la medicina tradicional por estas pseudoterapias.

Según explica Álvaro Rodríguez-Lescure, vicepresidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), nada más y nada menos que entre el 80% y el 90% de las mujeres con este tipo de cáncer recurren a ‘algo alternativo’ para intentar frenar la enfermedad. Aunque la mayoría lo complementa con los tratamientos basados en la evidencia científica, como la quimioterapia o la radioterapia, algunas de ellas optan por dejar a un lado lo que consideran ‘poco natural’ para usar de manera exclusiva otras opciones, que van desde un simple vaso de agua templada con limón, hasta suplementos vitamínicos.

Entre el 80% y el 90% de las pacientes con cáncer de mama recurren a ‘algo alternativo’ para tratar su enfermedad

Un estudio realizado hace poco más de un año reveló que los pacientes con cáncer de mama, colorrectal, pulmonar o de próstata que recurrían a la medicina alternativa tenían una supervivencia menor que los que optaban por los tratamientos médicos convencionales. Tanto fue así que las personas con tumores en el colon y en los senos que se guiaban solo por la pseudociencia tuvieron cinco veces más probabilidades de morir en los primeros cinco años de la enfermedad, explica la investigación publicada en el Journal of the National Cancer Institute.

“Las pseudociencias matan”

El pasado mes se conocía uno de estos casos con un trágico final, el de Rosa Morillo, una mujer española, de profesión economista, que tras ser diagnosticada con un cáncer de mama, debido a la presencia de un bulto de un centímetro en el pecho, dio la espalda a la medicina para encomendarse a la pseudociencia. Tras dos años tomando una serie de suplementos vitamínicos y dándose baños de agua marina como remedio contra la enfermedad, el tumor había crecido tanto que no se pudo hacer nada por su vida.

Este es solo un ejemplo de los casos que ocurren a diario en todo el mundo y que la Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas (APETP), junto con otras como el Grupo Español de Pacientes con Cáncer, han denunciado mediante una carta dirigida a la ministra de Sanidad española, Luisa Carcedo.

En el documento, que comienza diciendo que “las pseudociencias matan”, piden que se tomen medidas contra estas medicinas alternativas, como leyes que prohíban su venta, especialmente en farmacias, o más control sobre los profesionales médicos y no médicos que aconsejan tratamientos homeopáticos o de cualquier tipo no sustentados por la ciencia. Además, instan a que se adopten medidas contra la publicidad de estos productos y los bulos que se generan en torno a ellos en páginas de internet y revistas.

Solo en España, cada hora se diagnostican tres casos de cáncer de mama, lo que supone entre 26.000 y 27.000 casos al año, y aunque la supervivencia ha aumentado de un 70% a un 90% en cinco años, esta enfermedad sigue siendo una tarea pendiente, pues 6.000 mujeres mueren por ella cada año en nuestro país.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD