PUBLICIDAD

La hipertensión es más difícil de tratar en pacientes con gingivitis

Los pacientes con hipertensión arterial que también padecen gingivitis –inflamación de las encías– tienen hasta un 20% menos probabilidades de alcanzar unos parámetros de presión sanguínea saludables.
Escrito por: Eva Salabert

25/10/2018

Persona con problemas de las encías

La acumulación de placa y sarro en los dientes, las alteraciones hormonales o una diabetes mal controlada, entre otros factores, pueden provocar gingivitis, un problema de salud que afecta a las encías, que se inflaman y pueden sangrar con el cepillado. Ahora, los hallazgos de un nuevo estudio revelan que las personas con hipertensión y gingivitis responden peor a los fármacos antihipertensivos que se emplean para controlar los niveles de presión arterial, lo que dificulta mantener unos parámetros saludables.

Para realizar la investigación, que se ha publicado en Hypertension, se analizaron los registros médicos y dentales de más de 3.600 personas diagnosticadas con hipertensión, un problema de salud que afecta a alrededor del 40% de los adultos de más de 25 años en todo el mundo, y que si no se trata adecuadamente pueden tener graves complicaciones, como ataques cardíacos, ictus, o enfermedad renal.

Mantener una buena salud bucodental es tan importante para controlar la hipertensión como las intervenciones para mejorar el estilo de vida

Los investigadores, liderados por el Dr. Davide Pietropaoli, doctor en cirugía dental de la Universidad de L'Aquila, en Italia, comprobaron que los pacientes con hipertensión y gingivitis tenían un 20% menos probabilidades de conseguir unos niveles de presión arterial saludables, en comparación con los pacientes que seguían un tratamiento farmacológico contra la hipertensión, pero no presentaban este problema bucodental.

Una buena salud bucodental, clave para controlar la hipertensión

A pesar de que el estudio solo demuestra que existe una asociación, los autores opinan que los resultados sugieren que las personas con gingivitis podrían requerir una monitorización regular de sus niveles de presión arterial, mientras que aquellos pacientes que hayan sido diagnosticados con hipertensión deberían someterse a revisiones dentales frecuentes.

De hecho, el Dr. Pietropaoli ha afirmado que los pacientes hipertensos y los médicos que los tratan deben ser conscientes de que mantener una buena salud bucodental es tan importante para controlar la enfermedad como las intervenciones para mejorar el estilo de vida, tales como llevar una dieta baja en sal, practicar ejercicio físico regularmente, o mantener un peso corporal adecuado.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD