PUBLICIDAD

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Noticias de Dieta y nutrición

Consumir leche baja en grasa reduce el riesgo de cáncer colorrectal

Tomar dos vasos (407 g) de leche desnatada o semidesnatada a diario puede reducir un 46% el riesgo de desarrollar un cáncer colorrectal, según un estudio en el que han participado más de 7.000 personas.
Escrito por: Eva Salabert

27/04/2018

Mujer consumiendo leche

Los que consumían unos 2,5 vasos de leche al día tenían un 45% menos riesgo de padecer cáncer colorrectal.

Una nueva investigación incluida dentro del estudio Predimed (PREvención con DIeta MEDiterránea) ha revelado que el consumo diario de lácteos previene el desarrollo de cáncer colorrectal; en concreto, los resultados del trabajo demuestran que tomar cada día dos vasos de leche desnatada o semidesnatada se asocia con un 46% menos riesgo de padecer esta enfermedad tan prevalente en la sociedad occidental. En el estudio han participado 7.216 personas con edades comprendidas entre los 55 y los 80 años, a las que se ha seguido durante un periodo de seis años.

Mientras que otros estudios han relacionado el consumo de carnes rojas y procesadas o bebidas alcohólicas con la aparición de este y otros tipos de cáncer, el nuevo trabajo, que se ha publicado en International Journal of Cancer, ha comprobado el efecto protector de los lácteos, especialmente la leche baja en grasa (las tres cuartas partes de los lácteos que consumían los participantes en el estudio eran descremados), para prevenir los tumores colorrectales.

Los efectos protectores frente al cáncer colorrectal se han atribuido al calcio y al ácido butírico o el ácido linoleico conjugado presentes en la leche

Los datos revelaron que las personas que consumían a diario una mayor cantidad de lácteos (unos 564 g, 2,5 vasos de leche aproximadamente) tenían un 45% menos riesgo de padecer cáncer colorrectal, y si se trataba de dos vasos diarios de leche desnatada o semidesnatada (407 g), el riesgo era un 46% menor en comparación con los individuos con un menor consumo de este tipo de alimentos.

El calcio y otros componentes con efecto protector para el colon

Aunque ha sido la leche baja en grasa la que se ha asociado con un menor riesgo de cáncer colorrectal, no se ha observado que el consumo de lácteos enteros suponga ningún riesgo para la salud, y respecto a otros lácteos como el queso o el yogur, no se han relacionado ni con el aumento ni con la disminución del riesgo de padecer esta neoplasia.

Los efectos protectores frente al desarrollo de cáncer colorrectal se han atribuido al calcio y a otras sustancias presentes en la leche como el ácido butírico o el ácido linoleico conjugado, por lo que a pesar de que se necesitan nuevos estudios que confirmen sus propiedades beneficiosas, los investigadores aconsejan incluir el consumo de leche en el marco de la dieta mediterránea.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD