PUBLICIDAD

Relacionan los antidepresivos en el embarazo con diabetes gestacional

El consumo de ciertos antidepresivos, como amitriptilina y venlafaxina, durante el embarazo puede aumentar el riesgo de desarrollar diabetes gestacional, sobre todo si se toman durante un periodo largo de tiempo.
Escrito por: Caridad Ruiz

08/10/2019

Mujer embarazada tomando antidepresivos

Las embarazadas tratadas con algunos antidepresivos tienen entre un 15% y un 52% más de riesgo de sufrir diabetes gestacional. Según un nuevo estudio realizado en la Universidad de Montreal, y publicado en BMJ Open, las probabilidades de desarrollar esta patología aumentaban en las embarazadas que ingerían dos o más antidepresivos, sobre todo si alguno de ellos eran amitriptilina o venlafaxina,  o si tomaban cualquiera de estos fármacos durante un tiempo prolongado.

Para realizar este estudio, los investigadores analizaron 237172 embarazos que tuvieron lugar en Quebec (Canadá) entre 1998 y 2015. En total se detectaron 20.905 casos de diabetes gestacional y se comprobó que 9.741 de estas gestantes tomaban antidepresivos al principio de la gestación y cuando les diagnosticó la diabetes. Entre los medicamentos que consumieron se encontraban citalopram, fluoxetina, fluvoxamina, paroxetina y sertralina (que son inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina), venlafaxina (un inhibidor de la recaptación de serotonina-norepinefrina) y amitriptilina, un antidepresivo tricíclico.

Los antidepresivos se asocian con el aumento de peso y la resistencia a la insulina, y quizás por eso tomarlos en el embarazo aumenta el riesgo de diabetes gestacional

Descubrieron que en las gestantes tratadas con venlafaxina el riesgo era un 27% mayor, y en las que tomaban amitriptilina, un 52%. Además, las posibilidades de desarrollar diabetes gestacional se incrementaban cuando se combinaban entre sí, y cuanto más tiempo los ingirieron. Así, el uso durante un periodo corto suponía un aumento del riesgo del 15%, durante un periodo medio de un 17%, y durante un periodo largo, de un 29%. En cambio, se encontró que los fármacos inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina no incrementaban el riesgo de diabetes gestacional.

Las embarazadas no deben abandonar el tratamiento antidepresivo

A pesar de estos datos, los autores del estudio advierten que las mujeres que tomen este tipo de fármacos no deben interrumpir su tratamiento al quedar embarazadas, ya que en este caso los riesgos que supone sufrir una depresión no tratada son mayores que los efectos que puede tener una diabetes gestacional. Cuando la embarazada sufre una depresión en el embarazo y no se trata, se multiplican las probabilidades de padecerla también en el posparto.

Estos expertos añaden que, al tratarse de un estudio observacional, no se prueba que los antidepresivos causen diabetes gestacional, y tan solo se establece una relación. También sugieren que una posible causa estaría en la asociación que existe entre los antidepresivos y el aumento de peso, asociado a su vez con la resistencia a la insulina.

La diabetes gestacional es una patología muy frecuente y que en las últimas décadas ha aumentado. Afecta a entre un 8% y un 10% de todas las embarazadas, y se produce porque se genera un exceso en la fabricación de glucosa para el desarrollo del bebé, sin que el páncreas de la madre sea capaz de desarrollar la misma cantidad de insulina. Generalmente desaparece tras el parto, aunque se ha comprobado que las mujeres que padecen diabetes gestacional tienen más riesgo de sufrir diabetes en la menopausia.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD